Comunidades


Periódico Judío Independiente
Los judíos de Egipto, hoy
PELIGRA LA HERENCIA MILENARIA
Sinagogas abandonadas, libros y tefilim rotos, paredes que se desintegran, orina,suciedad;todo ello esta presente en las 17 sinagogas que aún existen en la ex tierra de lo faraones. El único e histórico cementerio en uso es una improvisada cancha de futbol. Una comunidad de 2.500 años en riesgo de extinción.

Por Shagai Rothfoguel, Yedioth Ajaronot

En el hospital italiano en el barrio de Abasia, en El Cairo, acaban de terminar de almorzar. En una de las mesas esta sentada Imán Jazai, la única judía del hospital y uno de los pocos judíos que quedan en el país. Tiene 88 años, no tiene hijos y es el símbolo de una comunidad. Abasia es el barrio judío en El Cairo pero ya casi no viven judíos en él. La comunidad judía de Egipto se vino abajo en menos de 60 años. En 1948 tenía 75.000 personas. Luego del surgimiento de Israel en 1948 (Egipto luchó contra Israel) lo judíos egipcios sufrieron persecuciones y debieron escapar a Israel, Francia y EE.UU.
En 1956 cuando hubo un nuevo conflicto militar en Israel vivían en el país 40.000 judíos. Durante la guerra de los Seis Días ( 1967 ) había 350 judíos y hacia 1973 (guerra de Iom Kipur ) no quedaban más que 100. Hoy son menos que estos pocos. Los que quedan, en su mayor parte ancianos, viven en El Cairo; algunos más jóvenes en Alejandría.
En los años 70 había en Egipto unas 30 sinagogas. Muchas fueron vendidas, otras nacionalizadas y otras en desuso estan en manos del ministerio de Cultura de Egipto que las considera reliquia histórica pero que no invierte un peso en preservarlas. Hoy solo quedan doce de las cuales dos funcionan con cierta regularidad. Una es Shaar Hashamaím (solo en las fiestas ) y la otra Ezrah, que es un museo. En Alejandría sólo hay una sinagoga . Hace 2.000 años había allí una sinagoga que reunía a 300 personas. Hoy apenas hay minián.
Una visita a las sinagogas en el Cairo y al cementerio judío en uso muestra suciedad,abandono,destrucción. Las fotos que acompañanan esta nota hablan por si solas. La visita comienza en el barrio judío de El Cairo no lejos de la universidad Al Azar, principal centro de estudios islámicos sunnita.A principios de siglo ya había en el barrio unos 5.000 judíos. De las doce sinagogas de principio de siglo quedan hoy tres edificios. Están abandonados, nadie los cuida y en dos de ellos se entra con facilidad. Los callejones del barrio son estrechos. En la entrada al barrio hay negocios de joyas que están cerrados. Son negocios viejos y polvorientos.Los pocos comerciantes que abrieron saben ubicar bien la calle en que esta la sinagoga Skaliba. La puerta de madera de la sinagoga esta cerrada con un candado oxidado. Hay mucha basura afuera. La puerta de madera esta cerrada pero un gran agujero en la pared permite entrar sin problemas. Las ventanas estan rotas y una tenue luz se filtra en el edificio. Es imposible ver el piso debido a la gran cantidad de polvo. Todo el ambiente huele a orín. Del mobiliario sinagogal hay solo ruinas. Hay restos de columnas de marmol y restos de dos fundas que cubrían rollos de la Torá. Hay no pocos sidurim rotos y polvorientos. La escalera que lleva al sector de mujeres esta bloqueada por una mesa. Sino estuvieramos en Egipto diriamos que lo que se ve se corresponde con una casa acribillada en Chechenia o Yugoeslavia. Hay restos de lo que fueron tefilim y libros de rezos. En un cuarto lindero se ve un Maguen David en la pared. A su lado hay una foto de La Meca.
En una calle cercana se encuentra la sinagoga Rambam (Maimónides ). Sobre su frente hay dos Tablas de la Ley con los Diez Mandamientos. Toda la pared esta llena de pintadas en árabe. La tradición histórica indica que Maimónides que llegó a El Cairo en 1165 trabajó como médico del Sultán Saladino y antes que sus restos fueran llevados a Tiberíades descansaban en un lugar cercano a la sinagoga en que rezó y enseñó. En el siglo XIX se restauró esta sinagoga sobre el edificio original. Una gran rajadura cruza el techo del edificio. Las cuatro ventanas que dan a la calle estan tapiadas con ladrillo. El techo de la sinagoga comenzó a desmoronarse ya en 1973 y se terminó de derrumbar luego del terremoto de 1992. Hay aún escombros sobre un muy dañado Aharón Kodesh de madera que tiene un Maguen David. Una gigantesca viga caída impide entrar al cuarto en el que alguna vez estudió Maimónides. Por la ventana se pueden ver bancos en estado de desintegración.
Lo que queda de la comunidad de Egipto esta presidida por Carmen Vainstein, una mujer comerciante de 70 años. Wainstein no quiere ser reporteada por un diario israelí y dijo que el único reportaje lo otorgó al diario británico The Guardían en los años 80. Los distintos presidentes de las comunidades judías vendieron los edificios desocupados de las pequeñas sinagogas para mantener la acción social de la kehilá. Dice que luego de una larga lucha las sinagogas del barrio fueron reconocidas como sitios históricos por el gobierno que prometió repararlos aunque en la práctica nada se ha hecho.
Hay una sinagoga caraíta (antigua secta judía antitalmúdica) llamada Moshe Edery. En la misma hay aún 4.000 libros de los judíos caraítas.Por fuera no parece una sinagoga. En la calle Ibn Jaldon esta la sinagoga Craiem que lleva el nombre de un destacado dirigente sinagogal de principios del siglo XX. Afuera, bajo la sombra de un árbol, un policía de custodia lee un diario. Cuida que nadie entre a la misma. Una parte de la sinagoga esta derrumbada. Muy cerca una mezquita brilla con esplendor.
La sinagoga Etz Hajaim ( árbol de la vida ) esta mantenida por la familia de Ramdam Muhamad que inauguró esta sinagoga en el 1900. Cuando era niño Ramdan estaba sentado junto a los feligreses y aprendía las melodías. Ramdam señala algunos momentos vividos y describe la silla sobre la que se hacían los brit milá, las ahora gastadas alfombras sobre marmol blanco y hasta un patio sobre el que se montaba la sucá.

Un cementerio en desuso
Si uno pensaba que las sinagogas en Egpto estaban abandonas era porque no se vio el cementerio. Este cementerio en el barrio de Bastín es uno de los más viejos del mundo.Lo antecede el cementerio del Monte de los Olivos en Jerusalem. Hoy el cementerio ocupa la mitad de su superficie original dado que la parte en que se enterraban a los caraítas fue nacionalizada. La calle que conduce a él esta llena de marmoleros. El cementerio esta rodeado de una muralla y su puerta cerrada con candado. Las lápidas de marmol de la sinagoga fueron robadas o vandalizadas. Hace una década se logró hacerle un muro. Los construyeron casas sobre él fueron desalojados. En 1989 se construyó una vía rápida en la ciudad. Por las tareas hubo que correr unas 300 tumbas pero se respetó la santidad del lugar. Luego de consultarlo con rabinos de todo el mundo se aprobó la construcción de un puente carretero por encima de las 300 tumbas.
El que quiera encontrar algún consuelo en la dificil situación que atraviesan estos lugares judíos en Egipto puede encontrarlo en las sinagogas que permanecen abiertas: Ben Ezrah y Shaar Hashamaim. Las dos estan relativamente en buen estado.
Ben Ezrah es una de las sinagogas más antiguas y famosas de Egipto. Lleva el nombre del profeta Ezrah y se encuentra en Fostat, antigua El Cairo. Una antigua tradición indica que antiguamente la sinagoga limitaba con un antiguo canal del Río Nilo. En ese canal la madre de Moises habría depositado a su hijo en una cesta hace más de 3.000 años. A fines del siglo XIX se encontró allí la famosa guenizá (deposito de libros sagrados en desuso ) de El Cairo en la que los historiadores pudieron encontrar entre los libros religiosos en desuso miles y miles de manuscritos, incluso entre ellos algunos del mismísimo Maimónides.
A fines de lo años 90, luego de diez años de trabajo y un terremoto, el ahora ex presidente del Congreso Judío Mundial, Edgar Bronfmann y el entonces canciller egipcio, Buthros Gallli, se remodeló el edificio que es hoy un esplendoroso museo visitado incluso por miles de no judíos. Por fuera hay un cartel de bronce con su nombre, un Maguen David y unas palabras en inglés. Sobre el púlpito hay un rollo de la Torá abierto, vitrinas con objetos de colores que pertenecieron a la sinagoga y un lujoso y barnizado Aharón Kodesh.
La sinagoga Shaar Hashamaím, que esta en el centro de la ciudad, es el lugar en el que se reune un pequeño minian para Shabat y fiestas. En el último Pesaj se hizo un seder que contó con más protección policial que judíos. Todo un símbolo de la judeidad egipcia hoy.

Número 436
Página Principal
Nros. Anteriores
Imprimir Nota




Comunidades
Periódico Judío Independiente

www.comunidades.delacole.com
E-mail: periodicocomunidades@gmail.com

Editores y Directores
Dr. Alberto J. Rotenberg - Prof. Natalio Steiner

Domicilio Postal
Casilla de correo Nro. 49 - (1872) Sarandí - Prov. de Bs. As

Teléfonos
4864-8738 (por la tarde)

Representantes en el Interior
Villa Angela (Chaco): Jacobo Garber - Moisés Ville (Santa Fe): Pedro Balhorn. Tel.: (03409) 42-0189.
Rosario: Saúl Bloj. Tel.: (0341) 433-1254. - Concordia: Batia Enguelberg. Tel.: (0345) 421-9822

Difundimos gratuitamente todas las actividades comunitarias.
Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los artículos de este periódico sin mencionar su origen.
La notas firmadas no representan necesariamente el modo de pensar de los Directores.

Registro Propiedad Intelectual
Nro. 206.708