Foros de Opinión

DIOS? PARA DINOS...
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> ¿Qué es ser judío?
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Gabriel



Registrado: 11 Ago 2005
Mensajes: 570

MensajePublicado: Lun Dic 20, 2010 11:20 am    Asunto: Responder citando

Flaco, no tengo nada contra los ortodoxos. Si contra los ortodoxos embaucadores. Man, yo tengo teóricos y miles de apuntes que puedo copiar en este foro, pero no tengo tiempo para eso. Deja de escribir discursos sensacionalistas. NO DEMOSTRÁS NADA, MAN. Hasta ahora no haz demostrado la existencia de Dios o la veracidad del judaísmo, que es de hecho tu principal estadía en este foro. Es más, de lo que exponés nos haz agregado nada a lo que yo escribí, solo veo un texto expenso al divino botón, para aparentar una superioridad que no existe. A ese boludo del sitio que me mandaste le recomiendo leer lo siguiente. La cuestión del origen de la vida en la Tierra ha generado en las ciencias de la naturaleza un campo de estudio especializado cuyo objetivo es dilucidar cómo y cuándo surgió. La opinión más extendida en el ámbito científico establece la teoría de que la vida comenzó su existencia a partir de la materia inerte en algún momento del período comprendido entre 4.400 millones de años —cuando se dieron las condiciones para que el vapor de agua pudiera condensarse por primera vez—2 y 2.700 millones de años atrás —cuando aparecieron los primeros indicios de vida—.[a] Las ideas e hipótesis acerca de un posible origen extraterrestre de la vida (panspermia), que habría sucedido durante los últimos 13.700 millones de años de evolución del Universo tras el Big Bang, también se discuten dentro de este cuerpo de conocimiento.3
El cuerpo de estudios sobre el origen de la vida forma un área limitada de investigación, a pesar de su profundo impacto en la biología y la comprensión humana del mundo natural. Con el objetivo de reconstruir el evento se emplean diversos enfoques basados en estudios tanto de campo como de laboratorio. Por una parte el ensayo químico en el laboratorio o la observación de procesos geoquímicos o astroquímicos que produzcan los constituyentes de la vida en las condiciones en las que se piensa que pudieron suceder en su entorno natural. En la tarea de determinar estas condiciones se toman datos de la geología de la edad oscura de la tierra a partir de análisis radiométricos de rocas antiguas, meteoritos, asteroides y materiales considerados prístinos, así como la observación astronómica de procesos de formación estelar. Por otra parte, se intentan hallar las huellas presentes en los actuales seres vivos de aquellos procesos mediante la genómica comparativa y la búsqueda del genoma mínimo. Y, por último, se trata de verificar las huellas de la presencia de la vida en las rocas, como microfósiles, desviaciones en la proporción de isótopos de origen biogénico y el análisis de entornos, muchas veces extremófilos semejantes a los paleoecosistemas iniciales.
Los progresos en esta área son generalmente lentos y esporádicos, aunque aún atraen la atención de muchos científicos dada la importancia de la cuestión que se investiga. Existe una serie de observaciones que intentan describir las condiciones fisicoquímicas en las cuales pudo emerger la vida, pero todavía no se tiene un cuadro razonablemente completo acerca de cómo pudo ser este origen. Se han propuesto varias teorías, siendo la hipótesis del mundo de ARN y la teoría del mundo de hierro-sulfuro4 las más consideradas por la comunidad científica.
La cuestión de la generación espontánea: de Aristóteles a Pasteur
La concepción clásica de la abiogénesis, que actualmente se conoce específicamente como generación espontánea, sostenía que los organismos vivos complejos se generaban por la descomposición de sustancias orgánicas. Por ejemplo, se suponía que los ratones surgían espontáneamente en el grano almacenado o que las larvas aparecían súbitamente en la carne. El término fue acuñado en 1870 por el biólogo Thomas Huxley en su obra Biogenesis and abiogenesis.
La tesis de la generación espontánea fue defendida por Aristóteles, quien afirmaba, por ejemplo que era una verdad patente que los pulgones surgían del rocío que cae de las plantas, las pulgas de la materia en putrefacción, los ratones del heno sucio, los cocodrilos de los troncos en descomposición en el fondo de las masas acuáticas, y así sucesivamente. 5 Todos ellos se originaban merced a una suerte de fuerza vital a la que da el nombre de entelequia. El término empleado por Aristóteles y traducido posteriormente por espontáneo es αυτοματικóς, es decir, «fabricado por sí mismo».
La autoridad que se le reconoció a Aristóteles hizo que esta opinión prevaleciera durante siglos y fuera admitida por pensadores tan ilustres como Descartes, Bacon o Newton. Por ejemplo, en el siglo XVI, el químico y naturalista Jan Baptista van Helmont, padre de la bioquímica, llegó a afirmar en su obra Ortus medicinae 1648 que:
Los piojos, garrapatas, pulgas y gusanos surgen de nuestras vísceras y excrementos. Si juntamos con trigo la ropa que usamos bajo nuestro atuendo cargada de sudor en un recipiente de boca ancha, al cabo de 21 días cambian los efluvios penetrando a través de los salvados del trigo, y transmutando éstos por ratones. Tales se pueden ver de ambos sexos y cruzar con otros que hayan surgido del modo habitual...
En 1546 el médico Girolamo Fracastoro se posicionó en contra de la generación espontánea estableciendo la teoría de que las enfermedades epidémicas estaban provocadas por pequeñas partículas diminutas e invisibles o "esporas", que podrían no ser criaturas vivas, pero no fue aceptada ampliamente. Más tarde Robert Hooke publicó los primeros dibujos sobre microorganismos en 1665. También se le conoce por dar el nombre a la célula, que descubrió observando muestras de corcho.
Lazzaro Spallanzani, humanista, erudito y científico italiano, llamado el «biólogo de biólogos». Uno de los primeros personajes que se preocupó de buscar una explicación científica al origen de la vida, combatiendo la idea de la generación espontánea.
En el siglo XVII la generación espontánea comienza a cuestionarse. Por ejemplo, Sir Thomas Browne en su Pseudodoxia Epidemica, subtitulada Enquiries into Very many Received Tenets, and Commonly Presumed Truths (Indagaciones sobre los principios tantas veces admitidos y las verdades comúnmente supuestas), de 1646, realizó un ataque a las falsas creencias y «errores corrientes», aunque sus conclusiones no fueron aceptadas por la mayoría. Por ejemplo, su contemporáneo Alexander Ross escribió:
Pues poner en cuestión esto [la generación espontánea] es poner en tela de juicio la razón, los sentidos y la experiencia. Si duda de esto, que se vaya a Egipto y allí se encontrará con que los campos se plagan de ratones, engendrados del barro del Nilo para gran calamidad de sus habitantes.6
En 1676 Anton van Leeuwenhoek descubrió microorganismos que, según sus dibujos y descripciones, podrían tratarse de protozoos y bacterias. Esto encendió el interés por el mundo microscópico.7 El descubrimiento de los microorganismos abre la puerta para que se deseche la posibilidad de que los organismos superiores surjan por generación espontánea, estando reservado este mecanismo para ellos. El primer paso en este sentido lo dio el italiano Francesco Redi, quien comprobó en 1668 que no aparecía ninguna larva en la carne en descomposición cuando se impedía que las moscas depositaran en ellas sus huevos. Desde el siglo XVII en adelante se ha visto gradualmente que, al menos en el caso de todos los organismos superiores y visibles a simple vista, era falso lo previamente establecido con respecto a la generación espontánea. La alternativa parecía ser el aforismo omne vivum ex ovo: es decir, que todo lo que vive viene de otro ser vivo preexistente (literalmente, del huevo). Sin embargo, el sacerdote católico inglés John Needham defendió el supuesto de la abiogénesis para los microorganismos en su obra Observations upon the generation, composition and descomposition of animal and vegetable substances (Londres, 1749). Para ello realizó un experimento calentando un caldo mixto de pollo y maíz puesto en un frasco de boca ancha, y en el que aún aparecieron microbios a pesar de haber sido tapado con un corcho.
En 1768 Lazzaro Spallanzani probó que los microbios estaban presentes en el aire y se podían eliminar mediante el hervido. Pero no fue hasta 1861 que Louis Pasteur llevó a cabo una serie de cuidadosos experimentos que probaron que los organismos como los hongos y bacterias no aparecían espontáneamente en medios estériles y ricos en nutrientes, lo cual confirmaba la teoría celular.
Darwin
En una carta a Joseph Dalton Hooker del 1 de febrero de 1871,8 Charles Darwin escribió:
«Se dice a menudo que hoy en día están presentes todas las condiciones para la producción de un organismo vivo, y que pudieron haber estado siempre presentes. Pero si pudiéramos concebir que en algún charquito cálido, encontrando presentes toda suerte de sales fosfóricas y de amonio, luz, calor, electricidad, etc., que un compuesto proteico se formara por medios químicos listo para sufrir cambios aún más complejos, a día de hoy ese tipo de materia sería instantáneamente devorado o absorbido, lo que no hubiera sido el caso antes de que los seres vivos aparecieran.»
En otras palabras, la presencia de la vida misma hace la búsqueda del origen de la vida dependiente de las condiciones de esterilidad que se dan en el laboratorio. Más precisamente, el oxígeno producido por las diferentes formas de vida es muy activo a escala molecular, lo cual perjudica a cualquier intento de formación de vida.
Primeros planteamientos científicos: Oparin y Haldane
Una vez desechada la generación espontánea, la cuestión del origen de la vida se retrotraía a intentar explicar el origen de la primera célula. Los conocimientos de la astronomía y el origen del sistema solar permitían especular sobre las condiciones en que surgió este sistema vivo. Simultáneamente, Oparin y Haldane elaboraron una serie de hipótesis estableciendo, a partir de estas posibles condiciones, la secuencia probable de acontecimientos que originarían la vida.
Hasta 1924 no se realizó ningún progreso real, cuando Aleksandr Ivanovich Oparin demostró experimentalmente que el oxígeno atmosférico impedía la síntesis de moléculas orgánicas que son constituyentes necesarios para el surgimiento de la vida. Según el profesor Loren S. Graham en su ensayo Science, philosophy, and human behavior in the Soviet Union. New York: Columbia University Press, Oparin recibió el impulso para comenzar sus investigaciones en un intento de demostrar el materialismo dialéctico en el contexto de la guerra fría en la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.9
En su obra El origen de la vida en la Tierra,10 11 Oparin exponía una teoría quimiosintética en la que una «sopa primitiva» de moléculas orgánicas se pudo haber generado en una atmósfera sin oxígeno a través de la acción de la luz solar. Éstas se combinarían de una forma cada vez más compleja hasta quedar disueltas en una gotita de coacervado. Estas gotitas crecerían por fusión con otras y se reproducirían mediante fisión en gotitas hijas, y de ese modo podrían haber obtenido un metabolismo primitivo en el que estos factores asegurarían la supervivencia de la «integridad celular» de aquellas que no acabaran extinguiéndose. Muchas teorías modernas del origen de la vida aún toman las ideas de Oparin como punto de partida.
El mismo año J. B. S. Haldane también sugirió que los océanos prebióticos de la tierra, muy diferentes de sus correspondientes actuales, habrían formado una «sopa caliente diluida» en la cual se podrían haber formado los compuestos orgánicos, los constituyentes elementales de la vida. Esta idea se llamó biopoesis, es decir, el proceso por el cual la materia viva surge de moléculas autorreplicantes pero no vivas.
El conocimiento de las condiciones iniciales es de extremada importancia para el estudio del origen de la vida. Para ello se emplea la teoría geoquímica en el estudio de las rocas antiguas y se efectúan simulaciones de laboratorio y por medio de ordenadores (experimentos que se denominan in silico). Uno de los puntos centrales es determinar la disponibilidad de elementos y moléculas esenciales, en especial metales, puesto que son indispensables como cofactores en la bioquímica actual, así como su estado redox en las distintas localizaciones.13 Asimismo, es esencial datar las primeras manifestaciones de la vida para aproximar el lapso de tiempo en el que estamos buscando. Según las evidencias actuales, aunque están sujetas a controversia, la vida debió aparecer tras el enfriamiento del planeta que siguió al bombardeo intenso tardío, hace unos 4.000 millones de años. Aunque todos los seres vivos actuales parecen provenir de un único organismo ancestral, en este apartado cabe preguntarse si hubo varias apariciones «fortuitas» de formas de vida tras las que sólo sobrevivió una, o si bien esas formas de vida aún sobreviven porque no sabemos buscarlas, tal vez en ambientes extremos como en las profundidades de la corteza continental o en el manto.13
Primeras evidencias directas de aparición de la vida


Representación artística del «océano de magma» que se cree que existió en la tierra tras su formación, y posiblemente tras el impacto que formó la Luna. Se observan pequeñas islas de roca en estado sólido, que formarían la corteza primigenia.
Una de las formas de verificar la actividad biológica es una curiosa propiedad de los sistemas celulares, como la fotosíntesis que incorporan CO2 de diversas fuentes para transformarlo en moléculas orgánicas. Existen dos isótopos estables del carbono, C12 y C13, siendo estables sus abundancias relativas en la atmósfera. Cuando se incorpora CO2 por un sistema biológico, este prefiere el isótopo más ligero, enriqueciendo las rocas carbonatadas por el otro isótopo.14
La prueba de una aparición temprana de la vida viene del cinturón supracortical de Isua en Groenlandia occidental y formaciones similares en las cercanas islas de Akilia. El carbono que forma parte de las formaciones rocosas tiene una concentración de δ13C elemental de aproximadamente −5,5, lo que debido a que en ambiente biótico se suele preferir el isótopo más ligero del carbono,12C, la biomasa tiene una δ13C de entre −20 y −30. Estas «firmas» isotópicas se preservan en los sedimentos y Mojzis15 ha usado esta técnica para sugerir que la vida ya existió en el planeta hace 3.850 millones de años. Lazcano y Miller (1994) sugieren que la rapidez de la evolución de la vida está determinada por la tasa de agua recirculante a través de las fumarolas submarinas centrooceánicas. La recirculación completa lleva 10 millones de años, por ello cualquier compuesto orgánico producido por entonces podría ser alterado o destruido por temperaturas que excedan los 300 °C. Ambos estiman que el desarrollo a partir de un genoma de 100 kilobases de un heterótrofo primitivo de ADN/proteínas hasta la generación de un genoma de 7.000 genes de una cianobacteria filamentosa hubiera requerido sólo 7 millones de años.16
Composición de la atmósfera, los océanos y la corteza terrestre en el eón Hadeico
La acreción y formación de la Tierra tuvo que haber tenido lugar en algún momento hace 4.500 a 4.600 millones de años, según diferentes métodos radiométricos.17 La diferenciación del manto terrestre, a partir de análisis de la serie samario/neodimio en rocas de Isua, Groenlandia, pudo haber sido bastante veloz, tal vez en menos de 100 millones de años.18 Posteriores estudios confirman esta formación temprana de las capas de silicatos terrestres.19
Se ha sugerido que los océanos podrían haber aparecido en el eón Hadeico tan pronto como 200 millones de años después de la formación de la Tierra,20 en un ambiente caliente (100 °C) y reductor y con un pH inicial de 5,8 que subió rápidamente hacia la neutralidad. Esta idea ha sido apoyada por Wilde21 quien elevó la datación de los cristales de zircón encontrados en cuarcitas metamorfizadas del terrane de gneis del Monte Narryer, en Australia occidental, del que previamente se pensaba que era de 4.100 - 4.200 millones de años a 4.402 millones de años. Otros estudios realizados más recientemente en el cinturón de basalto de Nuvvuagittuq, al norte de Quebec, empleando neodimio-142 confirman, estudiando rocas del tipo falsa anfibolita (cummingtonita-anfibolita), la existencia muy temprana de una corteza, con una datación de 4.360 millones de años.22 Esto significa que los océanos y la corteza continental existieron dentro de los 150 primeros millones de años tras la formación de la Tierra. A pesar de esto, el ambiente hadeico era enormemente hostil para la vida. Se habrían dado frecuentes colisiones con grandes objetos cósmicos, incluso de más de 500 kilómetros de diámetro, suficientes para vaporizar el océano durante meses tras el impacto, lo que formaría nubes de vapor de agua mezclado con polvo de rocas elevándose a elevadas altitudes que cubrirían todo el planeta. Tras unos cuantos meses la altitud de esas nubes comenzaría a disminuir, pero la base de la nube continuaría aún estando elevada probablemente durante los siguientes mil años, tras lo cual comenzaría a llover a una altitud más baja. Durante 2.000 años las lluvias consumirían lentamente las nubes, devolviendo los océanos a su profundidad original sólo 3.000 años tras el impacto.23 El posible bombardeo intenso tardío provocado probablemente por los movimientos posicionales de los planetas gaseosos gigantes, que acribillaron la Luna y otros planetas interiores (Mercurio, Marte y, posiblemente, la Tierra y Venus) hace 3.800 a 4.100 millones de años probablemente habrían esterilizado el planeta si la vida ya hubiera aparecido en ese periodo.
Biogénesis en ambiente cálido contra frío
Si se examinan los periodos libres de cataclismos producidos por impactos de meteoros que impedirían el establecimiento de protoorganismos autoreplicantes, la vida pudo haberse desarrollado en diferentes ambientes primitivos. El estudio llevado a cabo por Maher y Stephenson24 muestra que si los sistemas hidrotermales marinos profundos propician un lugar aceptable para el origen de la vida, la abiogénesis pudo haber sucedido en fechas tan tempranas como entre hace 4.000 y 4.200 millones de años, mientras que si hubiera sucedido en la superficie de la Tierra la abiogénesis sólo podría haber ocurrido hace entre 3.700 y 4.000 millones de años.
Otros trabajos de investigación sugieren un comienzo de la vida más frío. Los trabajos de Stanley Miller mostraron que los ingredientes de la vida adenina y guanina requieren condiciones de congelación para su síntesis, mientras que la citosina y el uracilo precisan temperaturas de ebullición.25 Basándose en estas investigaciones sugirió que el origen de la vida implicaría condiciones de congelación y meteoritos impactando.26
Un artículo de la publicación Discover Magazine señala hacia la investigación de Stanley Miller indicando que se pueden formar siete aminoácidos diferentes y 11 tipos de nucleobases en hielo, como cuando se dejó amoníaco y cianuro en el hielo antártico entre 1972 y 1997,27 así como a la investigación llevada a cabo por Hauke Trinks mostrando la formación de moléculas de ARN de 400 bases de longitud en condiciones de congelación utilizando un molde de ARN (una cadena sencilla de ARN que guía la formación de una nueva cadena). A medida que la nueva cadena de ARN crecía, los nuevos nucleótidos se iban adhiriendo al molde.28 La explicación dada para la inusitada velocidad de estas reacciones a semejante temperatura es que se trataba de una congelación eutéctica. A medida que se forman cristales de hielo, éste permanece puro: sólo las moléculas de agua se unen al cristal en crecimiento, mientras que las impurezas como la sal o el cianuro quedan excluidas. Estas impurezas acaban apiñadas en bolsillos microscópicos de líquido entre el hielo, y es esta concentración lo que hace que las moléculas choquen entre sí con más frecuencia.29
La evolución y su relación con los modelos actuales del origen de la vida
Se ha discutido si el origen de la vida y el origen del proceso de evolución surgieron al mismo tiempo. Se ha postulado que, de forma equivalente a como actúa el proceso de evolución en los seres vivos, también actuarían los mecanismos evolutivos en compuestos químicos antes de que hubiese vida. En este sentido, científicos como Martin A. Nowak y Hisashi Ohtsuki han postulado cómo y cuándo la cinética química pasa a convertirse en una dinámica evolutiva, formulando una teoría matemática general para el origen de la evolución. En ella se describe la previda como un alfabeto de activos monómeros que forman al azar polímeros, siendo un sistema generativo que puede producir la información, en la que originalmente se presenta una preevolutiva dinámica de selección y mutación, pero no replicación, a diferencia de la vida. A partir de análisis matemático se concluye que las mejores y más competentes candidatas moleculares para la vida ya habían sido seleccionadas antes incluso de que empezaran a reproducirse. Igualmente, aunque la previda es un andamiaje en que se basa la vida, existe una fase de transición en la que, si la tasa efectiva de replicación supera un valor crítico, entonces la vida compite con la previda y, finalmente, la vida destruye a la previda.30
Modelos actuales
No existe un modelo generalizado del origen de la vida. Los modelos actualmente más aceptados se construyen de uno u otro modo sobre cierto número de descubrimientos acerca del origen de los componentes celulares y moleculares de la vida, enumerados en el orden más o menos aproximado en el que se postula su emergencia:
1. Las posibles condiciones prebióticas terminaron con la creación de ciertas moléculas pequeñas básicas (monómeros) de la vida, como los aminoácidos. Esto fue demostrado en el experimento Urey-Miller llevado a cabo por Stanley L. Miller y Harold C. Urey en 1953.
2. Los fosfolípidos (de una longitud adecuada) pueden formar espontáneamente bicapas lipídicas, uno de los dos componentes básicos de la membrana celular.
3. La polimerización de los nucleótidos en moléculas de ARN al azar pudo haber dado lugar a ribozimas autorreplicantes (hipótesis del mundo de ARN).
4. Las presiones de selección para una eficiencia catalítica y una diversidad mayor terminaron en ribozimas que catalizaban la transferencia de péptidos (y por ende la formación de pequeñas proteínas), ya que los oligopéptidos formaban complejos con el ARN para formar mejores catalizadores. De ese modo surgió el primer ribosoma y la síntesis de proteínas se hizo más prevalente.
5. Las proteínas superan a las ribozimas en su capacidad catalítica y por tanto se convierten en el biopolímero dominante. Los ácidos nucleicos quedan restringidos a un uso predominantemente genómico.
El origen de las biomoléculas básicas, aunque aún no se ha establecido, es menos controvertido que el significado y orden de los pasos 2 y 3. Los reactivos químicos inorgánicos básicos a partir de los cuales se formó la vida son el metano, amoníaco, agua, sulfuro de hidrógeno (H2S), dióxido de carbono y anión fosfato.
Aún no se ha sintetizado una protocélula utilizando los componentes básicos que tenga las propiedades necesarias para la vida (el llamado enfoque «de abajo a arriba»). Sin esta prueba de principio, las explicaciones tienden a quedarse cortas. No obstante, algunos investigadores están trabajando en este campo, como por ejemplo Jack Szostak de la Universidad Harvard. Otros autores han argumentado que un enfoque «de arriba a abajo» sería más asequible. Uno de estos intentos fue realizado por Craig Venter y colaboradores en el Institute for Genomic Research. Utilizaba ingeniería genética con células procariotas existentes con una cantidad de genes progresivamente menor, intentando discernir en qué punto se alcanzaban los requisitos mínimos para la vida. El biólogo John Desmon Bernal acuñó el término biopoiesis para este proceso, y sugirió que había un número de «estadios» claramente definidos que se podían reconocer a la hora de explicar el origen de la vida:
• Estadio 1: El origen de los monómeros biológicos.
• Estadio 2: El origen de los polímeros biológicos.
• Estadio 3: La evolución desde lo molecular a la célula.
Bernal sugirió que la evolución darwiniana pudo haber comenzado temprano, en algún momento entre los dos primeros estadios listados.
Origen de las moléculas orgánicas
El experimento de Miller y Urey intentó recrear las condiciones químicas de la Tierra primitiva en el laboratorio y sintetizó algunos de los «ladrillos» de la vida.
Los experimentos, que comenzaron en 1953, fueron llevados a cabo por Stanley Miller bajo condiciones simuladas que recordaban aquéllas que se pensaba que habían existido poco después de que la Tierra comenzara su acreción a partir de la nebulosa solar primordial. Los experimentos se llamaron «experimentos de Miller». El experimento original de 1953 fue realizado por Miller cuando era estudiante de licenciatura y su profesor Harold Urey. El experimento usaba una mezcla altamente reducida de gases (metano, amoníaco e hidrógeno). No obstante la composición de la atmósfera terrestre prebiótica aún resulta materia de debate. Otros gases menos reductores proporcionan una producción y variedad menores. En su momento se pensó que cantidades apreciables de oxígeno molecular estaban presentes en la atmósfera prebiótica, y habrían impedido esencialmente la formación de moléculas orgánicas. No obstante, el consenso científico actual es que éste no era el caso. El experimento mostraba que algunos de los monómeros orgánicos básicos (como los aminoácidos) que forman los ladrillos de los polímeros de la vida moderna se pueden formar espontáneamente. Las moléculas orgánicas más simples están lejos de lo que es una vida autorreplicante completamente funcional, pero en un ambiente sin vida preexistente estas moléculas se podrían haber acumulado y proporcionado un ambiente rico para la evolución química (teoría de la sopa).
Por otra parte, la formación espontánea de polímeros complejos a partir de los monómeros generados abióticamente bajo esas condiciones no es un proceso tan sencillo. Además de los monómeros orgánicos básicos necesarios, durante los experimentos también se formaron en altas concentraciones compuestos que podrían haber impedido la formación de la vida.
Se ha postulado otras fuentes de moléculas complejas, incluyendo fuentes de origen extraterrestre, estelares o interestelares. Por ejemplo, a partir de análisis espectrales, se sabe que las moléculas orgánicas están presentes en meteoritos y cometas. En el 2004, un equipo detectó trazas de hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH's) en una nebulosa, siendo la molécula más compleja hasta la fecha encontrada en el espacio. El uso de PAH's también ha sido propuesto como un precursor del mundo de ARN en la hipótesis del mundo de PAH's (PAH world).

Se puede argumentar que el cambio más crucial que aún sigue sin recibir respuesta por esta teoría es cómo estos «ladrillos» orgánicos relativamente simples polimerizan y forman estructuras más complejas, interactuando de modo consistente para formar una protocélula. Por ejemplo, en un ambiente acuoso, la hidrólisis de oligómeros/polímeros en sus constituyentes monoméricos está energéticamente favorecida sobre la condensación de monómeros individuales en polímeros. Además, el experimento de Miller produce muchas substancias que acabarían dando reacciones cruzadas con los aminoácidos o terminando la cadena peptídica.
Los experimentos de Fox
Entre las décadas de los 50 y los 60, Sidney W. Fox estudiaba la formación espontánea de estructuras peptídicas bajo condiciones que posiblemente pudieran haber existido tempranamente en la historia de la Tierra. Demostró que los aminoácidos podían formar espontáneamente pequeños péptidos. Estos aminoácidos y pequeños péptidos podían haber sido estimulados para formar membranas esféricas cerradas, llamadas microesferas. Fox describió este tipo de formaciones como «protocélulas», esferas de proteínas que podían crecer y reproducirse.
[editar] Los experimentos de Joan Oró
El científico español Joan Oró obtuvo en sus experimentos sobre el origen de la vida bases nitrogenadas, que son los elementos fundamentales del ADN.
En 1961 Juan Oró, añadió ácido cianhídrico al caldo primigenio y obtuvo algunas purinas. En 1962, en otro experimento, añadió formaldehído y consiguió la síntesis de dos azúcares, ribosa y desoxirribosa, componentes de soporte de los ácidos nucléicos en el ADN y ARN.
Hipótesis de Eigen
A principios de los años 1970 se organizó una gran ofensiva al problema del origen de la vida por un equipo de científicos reunidos en torno a Manfred Eigen, del instituto Max Planck. Intentaron examinar los estados transitorios entre el caos molecular de una sopa prebiótica y los estados transitorios de un hiperciclo de replicación, entre el caos molecular en una sopa prebiótica y sistemas macromoleculares autorreproductores simples.
En un hiperciclo, el sistema de almacenamiento de información (posiblemente ARN) produce una enzima, que cataliza la formación de otro sistema de información en secuencia hasta que el producto del último ayuda a la formación del primer sistema de información. Con un tratamiento matemático, los hiperciclos pueden crear cuasiespecies, que a través de selección natural entraron en una forma de evolución darwiniana. Un impulso a la teoría del hiperciclo fue el descubrimiento de que el ARN, en ciertas circunstancias, se transforma en ribozimas (una forma de enzima de ARN) capaces de catalizar sus propias reacciones químicas.
Hipótesis de Wächstershäuser


Fumarolas negras. Algunas teorías afirman que la vida surgió en las proximidades algún tipo de fuente hidrotermal submarina.
Artículo principal: Teoría del mundo de hierro-sulfuro
Otra posible respuesta a este misterio de la polimerización fue propuesta por Günter Wächtershäuser en 1980, en su teoría del hierro-sulfuro. En esta teoría, postuló la evolución de las rutas (bio) químicas como el fundamento de la evolución de la vida. Incluso presentó un sistema consistente para rastrear las huellas de la actual bioquímica desde las reacciones ancestrales que proporcionaban rutas alternativas para la síntesis de «ladrillos orgánicos» a partir de componentes gaseosos simples.
Al contrario que los experimentos clásicos de Miller, que dependían de fuentes externas de energía (como relámpagos simulados o irradiación UV), los «sistemas de Wächstershäuser» vienen con una fuente de energía incorporada, los sulfuros de hierro y otros minerales (por ejemplo la pirita). La energía liberada a partir de las reacciones redox de esos sulfuros metálicos, no sólo estaba disponible para la síntesis de moléculas orgánicas, sino también para la formación de oligómeros y polímeros. Se lanza por ello la hipótesis de que tales sistemas podrían ser capaces de evolucionar hasta formar conjuntos autocatalíticos de entidades autorreplicantes metabólicamente activas que serían los precursores de las actuales formas de vida.
El experimento tal y como fue llevado a cabo rindió una producción relativamente pequeña de dipéptidos (del 0,4% al 12,5 %) y una producción inferior de tripéptidos (0,003%) y los autores advirtieron que «bajo estas mismas condiciones los dipéptidos se hidrolizaban rápidamente.»31 Otra crítica del resultado es que el experimento no incluía ninguna organomolécula que pudiera con mayor probabilidad dar reacciones cruzadas o terminar la cadena (Huber y Wächsterhäuser, 1998).
La última modificación de la hipótesis del hierro-sulfuro fue propuesta por William Martin y Michael Russell en 2002.32 De acuerdo con su escenario, las primeras formas celulares de vida pudieron haber evolucionado dentro de las llamadas «chimeneas negras» en las profundidades donde se encuentran las zonas de expansión del fondo oceánico. Estas estructuras consisten en cavernas a microescala que están revestidas por delgadas paredes membranosas de sulfuros metálicos. Por tanto, estas estructuras resolverían varios puntos críticos de los sistemas de Wächstershäuser «puros» de una sola vez:
1. Las microcavernas proporcionan medios para concentrar las moléculas recién sintetizadas, por tanto aumentando la posibilidad de formar oligómeros.
2. Los abruptos gradientes de temperatura que se encuentran dentro de una chimenea negra permiten establecer «zonas óptimas» de reacciones parciales en diferentes regiones de la misma (por ejemplo la síntesis de monómeros en las zonas más calientes, y la oligomerización en las zonas más frías).
3. El flujo de agua hidrotermal a través de la estructura proporciona una fuente constante de «ladrillos» y energía (sulfuros metálicos recién precipitados).
4. El modelo permite una sucesión de diferentes pasos de evolución celular (química prebiótica, síntesis de monómeros y oligómeros, síntesis de péptidos y proteínas, mundo de ARN, ensamblaje de ribonucleoproteínas y mundo de ADN) en una única estructura, facilitando el intercambio entre todos los estadios de desarrollo.
5. La síntesis de lípidos como medio de «aislar» las células del medio ambiente no es necesaria hasta que básicamente estén todas las funciones celulares desarrolladas.
Este modelo sitúa al último antepasado común universal (LUCA, del inglés Last Universal Common Ancestor) dentro de una chimenea negra, en lugar de asumir la existencia de una forma de vida libre de LUCA. El último paso evolutivo sería la síntesis de una membrana lipídica que finalmente permitiera al organismo abandonar el sistema en el interior de la microcaverna de las chimeneas negras y comenzar su vida independiente. Este postulado de una adquisición tardía de los lípidos es consistente con la presencia de tipos completamente diferentes de lípidos de membrana en arqueobacterias y eubacterias (más los eucariotas) con una fisiología altamente similar en todas las formas de vida en otros aspectos.
Otro asunto sin resolver en la evolución química es el origen de la homoquiralidad. Por ejemplo, todos los monómeros tienen la misma «mano dominante» (los aminoácidos son zurdos y los ácidos nucleicos y azúcares son diestros). La homoquiralidad es esencial para la formación de ribozimas funcionales (y probablemente también de proteínas). El origen de la homoquiralidad podría explicarse simplemente por una asimetría inicial por casualidad seguida de una descendencia común.
Los trabajos llevados a cabo en 2003 por científicos de Purdue identificaron el aminoácido serina como la probable raíz que provoca la homoquiralidad de las moléculas. La serina produce enlaces particularmente fuertes con los aminoácidos de la misma quiralidad, lo cual resulta en un grupo de ocho moléculas que podrían todas ella ser diestras o zurdas. Esta propiedad se contrapone a la de otros aminoácidos que son capaces de formar enlaces débiles con los aminoácidos de quiralidad opuesta. Aunque el misterio de por qué acabó siendo dominante la serina zurda aún está sin resolver, los resultados sugieren una respuesta a la cuestión de la transmisión quiral: el cómo las moléculas orgánicas de una quiralidad mantienen la dominancia una vez que se establece la asimetría.
Teoría de la playa radioactiva
Zachary Adam,33 de la Universidad de Washington en Seattle, afirma que procesos mareales mayores que los actuales, producidos por una luna situada a una distancia mucho menor podrían haber concentrado partículas radiactivas de uranio y otros elementos radiactivos en la marea alta en las playas primordiales donde debieron haber sido los responsables de generar los componentes elementales de la vida. De acuerdo con los modelos de computación publicados en Astrobiology34 un depósito de tales materiales radiactivos podría haber mostrado la misma reacción nuclear autosostenida que se encuentra en el yacimiento de uranio de Oklo, en Gabón. Esta arena radiactiva proporciona suficiente energía para generar moléculas orgánicas, como aminoácidos y azúcares a partir de acetonitrilo procedente del agua. La monazita radiactiva también libera fosfatos solubles en las regiones que se encuentran entre los granos de arena, haciéndolos biológicamente accesibles. Así pues los aminoácidos, azúcares y fosfatos solubles pueden ser producidos simultáneamente, de acuerdo con Adam. Los actínidos radiactivos, que entonces se encontraban en mayores concentraciones, pudieron haber formado parte de complejos órgano-metálicos. Estos complejos pudieron haber sido importantes como primeros catalizadores en los procesos de la vida.
John Parnell, de la Universidad de Aberdeen, sugiere que tales procesos formaron parte del «crisol de la vida» en los comienzos de cualquier planeta rocoso hasta que éste fuera lo suficientemente grande para generar un sistema de tectónica de placas que aportara minerales radiactivos a la superficie. Puesto que se cree que la Tierra en sus orígenes estaba formada por muchas «microplacas», se darían condiciones favorables para este tipo de procesos.
Homoquiralidad
Algunos procesos de la evolución química deberían explicar el origen de la homoquiralidad, es decir, el hecho de que todos los componentes elementales de los seres vivos tienen la misma quiralidad, siendo los aminoácidos levógiros, los azúcares ribosa y desoxirribosa de los ácidos nucleicos son dextrógiros, así como los fosfoglicéridos quirales. Se pueden sintetizar moléculas quirales, pero en ausencia de una fuente de quiralidad o de un catalizador quiral se forman en una mezcla 50/50 de ambos enantiómeros, a la cual se le llama mezcla racémica. Clark sugirió que la homoquiralidad pudo comenzar en el espacio, puesto que los estudios sobre los aminoácidos del meteorito Murchison mostraron que la L-alanina era dos veces más frecuente que la forma D, y el ácido L-glutámico era 3 veces más prevalente que su contrapartida dextrógira. Se ha sugerido que la luz polarizada tuvo el poder de destruir uno de los enantiómeros dentro del disco protoplanetario. Noyes ha demostrado que la desintegración beta provocaba la destrucción de la D-leucina en una mezcla racémica y que la presencia de 14C, presente en grandes cantidades en las sustancias orgánicas del ambiente temprano de la tierra, podría haber sido la causa.35 Robert M. Hazen ha publicado informes de experimentos realizados en distintas superficies cristalinas quirales que actuaban como posibles lugares de concentración y ensamblaje de monómeros quirales en macromoléculas.36 Una vez estabilizado el sistema, la quiralidad podría haber sido seleccionada favorablemente por la evolución.37 Los trabajos con compuestos orgánicos encontrados en meteoritos tienden a sugerir que la quiralidad es una característica de la síntesis abiogénica, puesto que los aminoácidos actuales son levógiros, mientras que los azúcares son predominantemente dextrógiros.38
Si se considera, como a menudo sucede, que la autoorganización y autoreplicación son los procesos principales que caracterizan a los sistemas vivos, hay que decir que hay muchos tipos de moléculas abióticas que exhiben estas características en las condiciones adecuadas. Por ejemplo, Martin y Russel mostraron que la formación de un compartimento distinto del ambiente por membranas celulares y la autoorganización de reacciones redox autocontenidas son los atributos más conservados entre los seres vivos, y esto les lleva a argumentar que la materia inorgánica con estos atributos podrían estar entre los atributos más probables del antepasado común de todos los seres vivos.39
De las moléculas orgánicas a las protocélulas
La cuestión de cómo unas moléculas orgánicas simples forman una protocélula lleva mucho tiempo sin respuesta, pero existen muchas hipótesis. Algunas de éstas postulan una temprana aparición de los ácidos nucleicos (teorías denominadas «primero los genes») mientras que otras postulan que primero aparecieron las reacciones bioquímicas y las rutas metabólicas (las «primero el metabolismo»). Recientemente están apareciendo tendencias con modelos híbridos que combinan aspectos de ambas.


ARN con sus bases nitrogenadas a la izquierda y ADN a la derecha.
Artículo principal: hipótesis del mundo de ARN
La hipótesis del mundo de ARN fue enunciada por Walter Gilbert, de Harvard, con base en los experimentos de Thomas Cech (Universidad de Colorado) y Sidney Altman (Yale) en 1980.40 Sugiere que las moléculas relativamente cortas de ARN se podrían haber formado espontáneamente de modo que fueran capaces de catalizar su propia replicación continua. Es difícil de calibrar la probabilidad de esta formación. Se han expuesto algunas hipótesis de cómo pudo haber sucedido. Las primeras membranas celulares pudieron haberse formado espontáneamente a partir de proteinoides (moléculas similares a proteínas que se producen cuando se calientan soluciones de aminoácidos). Cuando están presentes a la concentración correcta en solución acuosa, forman microesferas que, según se ha observado, presentan una conducta similar a los compartimentos rodeados de membrana.
Otras posibilidades incluyen sistemas de reacciones químicas que tienen lugar en el interior de sustratos de arcilla o en la superficie de rocas piríticas. Entre los factores que apoyan un papel importante para el ARN en la vida primitiva se incluye su habilidad para replicar (véase el Monstruo de Spiegelman); su habilidad para actuar tanto para almacenar información y catalizar reacciones químicas (como ribozimas); su papel extremadamente importante como intermediario en la expresión y mantenimiento de la información genética (en forma de ADN) en los organismos modernos y en la facilidad de su síntesis química o al menos de los componentes de la molécula bajo las condiciones aproximadas de la Tierra primitiva. Se han producido artificialmente en el laboratorio moléculas de ARN relativamente cortas capaces de duplicar a otras.41
Un punto de vista ligeramente distinto sobre esta misma hipótesis es la de que un tipo diferente de ácido nucleico, como los ácidos nucleicos peptídicos (ANP) o los ácidos nucleicos de treosa (TNA) fueron los primeros en emerger como moléculas autorreproductoras para ser reemplazadas por el ARN sólo después.42 43
Aún quedan algunos problemas con la hipótesis del mundo de ARN, en particular la inestabilidad del ARN cuando se expone a la radiación ultravioleta, la dificultad de activar y ligar los nucleótidos y la carencia de fosfato disponible en solución requerida para construir su columna vertebral y la inestabilidad de la base citosina (que es susceptible a la hidrólisis). Recientes experimentos también sugieren que las estimaciones originales del tamaño de una molécula de ARN capaz de autorreplicación eran muy probablemente ampliamente subestimadas. Formas más modernas de la teoría del mundo de ARN proponen que una simple molécula era capaz de autorreplicación (que otro «mundo» por tanto evolucionó con el tiempo hasta producir el mundo de ARN). En este momento, no obstante, las distintas hipótesis tienen insuficientes pruebas que lo apoyen. Muchas de éstas pueden ser simuladas y probadas en el laboratorio, pero la ausencia de rocas sedimentarias sin alterar de un momento tan temprano en la historia de la Tierra nos deja pocas oportunidades de probar robustamente esta hipótesis.


Chimeneas de Tynagh (círculos oscuros) junto con burbujas. Según una teoría44 los lugares donde surgió el metabolismo podrían ser semejantes a estas formaciones.

Algunos modelos rechazan la idea de la autorreplicación de un «gen desnudo» y postulan la emergencia de un metabolismo primitivo que pudo proporcionar un ambiente para la posterior emergencia de la replicación del ARN. Una de las más tempranas encarnaciones de esta idea fue presentada en 1924 por la noción de Alexander Oparin de primitivas vesículas autorreplicantes que precedieron al descubrimiento de la estructura del ADN. Las variantes más recientes de los años 1980 y 1990 incluyen la teoría del mundo de hierro-sulfuro de Günter Wächtershäuser y modelos presentados por Christian de Duve basados en la química de los tioésteres.
Entre algunos modelos más abstractos y teóricos de la plausibilidad de la emergencia del metabolismo sin la presencia de genes se incluye un modelo matemático presentado por Freeman Dyson a principios de los años 1980 y la noción de Stuart Kauffman de conjuntos colectivamente autocatalíticos, discutidos ya avanzada la década. Sin embargo, la idea de que un ciclo metabólico cerrado, como el ciclo reductor del ácido cítrico propuesto por Günter Wächstershäuser, pudo formarse espontáneamente, aún permanece sin pruebas. De acuerdo con Leslie Orgel, un líder en los estudios sobre el origen de la vida durante algunas de las pasadas décadas, hay razones para creer que la afirmación permanecerá así. En un artículo titulado Self-Organizing Biochemichal Cycles,45 Orgel resume su análisis de la propuesta estipulando que «por ahora no existe razón para esperar que ciclos de múltiples pasos como el ciclo reductor del ácido cítrico pudiera autoorganizarse en la superficie de FeS/FeS2 o de algún otro mineral». Es posible que otro tipo de ruta metabólica fuera usado en los comienzos de la vida. Por ejemplo, en lugar del ciclo reductivo del ácido cítrico, la ruta abierta del acetil-CoA (otra de las cuatro vías reconocidas de fijación de dióxido de carbono en la naturaleza actualmente) podría ser más compatible con la idea de autoorganización en una superficie de sulfuro metálico. La enzima clave de esta vía, monóxido de carbono deshidrogenasa/acetil-CoA tiene anclados grupos mixtos de sulfuro de hierro y níquel en sus centros de reacción y cataliza la formación de acetil-CoA (que podría ser recordado como una forma moderna de acetilo-tiol) en un único paso.
[editar] Teoría de la burbuja
Las olas que rompen en las costas crean una delicada espuma compuesta por burbujas. Los vientos que barren el océano tienen tendencia a llevar cosas a la costa, de forma similar a la madera que se junta a la deriva en una playa. Es posible que las moléculas orgánicas se pudieran concentrar en los bordes costeros de un modo parecido. Las aguas costeras más someras también tienden a ser más cálidas, concentrando más tarde las moléculas orgánicas por evaporación. Mientras las burbujas formadas mayormente por agua estallan rápidamente, sucede que las burbujas de grasas son mucho más estables, dándole más tiempo a cada burbuja en particular para llevar a cabo estos cruciales experimentos.
Los fosfolípidos son un buen ejemplo de un compuesto graso que se cree que fue prevalente en los mares prebióticos. Debido a que los fosfolípidos contienen una cabeza hidrofóbica en un extremo y una cola hidrofílica en el otro, tienen tendencia a formar espontáneamente bicapas lipídicas en agua. Una burbuja de monocapa lipídica sólo puede contener grasa y una burbuja de bicapa lipídica sólo puede contener agua y fue un probable precursor de las modernas membranas celulares. Si una proteína acaba incrementando la integridad de su burbuja nodriza, entonces la burbuja tiene una gran ventaja y acaba situándose en la cúspide de la selección natural. La primitiva reproducción se podría visualizar cuando las burbujas estallaban, liberando el resultado del experimento en su medio circundante. Una vez que se libera una cantidad suficiente del «material correcto», el desarrollo de los primeros procariotas, eucariotas y organismos multicelulares se podía lograr.46 De modo similar, las burbujas formadas completamente por moléculas similares a proteínas, llamadas microesferas, se formarían espontáneamente bajo las condiciones adecuadas. Pero no hay precursores probables de las modernas membranas celulares, puesto que las membranas celulares están compuestas primariamente de componentes lipídicos más que de componentes aminoacídicos.
Un modelo reciente puesto a punto por Fernando y Rowe47 sugiere que el confinamiento de un metabolismo autocatalítico no-enzimático dentro de las protocélulas podría haber sido un modo de evitar el problema de las reacciones colaterales que son típicas de los modelos de «metabolismo primero».
Una creciente comprensión de los fallos de los modelos que consideran puramente «primero los genes» o «primero el metabolismo» está llevando a tendencias hacia modelos que incorporan aspectos de ambos. Concretamente, y basándose en la implausibilidad logística del modelo de mundo de ARN, Robert Griffith ha establecido un modelo de cooperación entre el ARN, los primitivos péptidos y lípidos cuya secuencia sería como sigue: la materia orgánica generada mediante síntesis abiótica en los océanos primitivos se separaría en fases por densidad y solubilidad. La síntesis de monómeros complejos y también de polímeros tendría lugar en superficies hidrofílicas y en sus proximidades (interfases) tanto con el medio acuoso como aéreo. La replicación y la traducción encontrarían su lugar idóneo en la interfase de elementos emulsificados de carácter hidrofóbico. Los primeros ácidos nucleicos codificarían preferentemente arginina. Estos péptidos enriquecidos en arginina servirían para secuestrar y transferir enlaces de fosfato ricos en energía. Esto haría que los péptidos fueran esenciales para el mantenimiento de los ácidos nucleicos, ricos en fosfato, y al mismo tiempo los mantendrían cerca de las interfases lipídicas.48
El etólogo británico Richard Dawkins escribió sobre la autocatálisis como una explicación potencial para el origen de la vida en su libro La historia del antepasado (2004). Los autocatalizadores son substancias que catalizan su propia producción y tienen por tanto la propiedad de ser un replicador molecular simple. En este libro, Dawkins cita experimentos llevados a cabo por Julius Rebek y colaboradores en el Sripps Research Institute de California en el que combinan aminoadenosina y éster de pentafluorofenilo con el autocatalizador éster triácido de aminoadenosina (AATE). Un sistema del experimento contenía variantes de AATE que catalizaban su propia síntesis. Este experimento demostraba la posibilidad de que la autocatálisis podía mostrar competición entre una población de entidades con herencia, que podía ser interpretada como una forma rudimentaria de selección natural.
Graham Cairns-Smith, de la Universidad de Glasgow, presentó una hipótesis sobre el origen de la vida en 1985 basada en la arcilla y fue adoptada como una ilustración plausible por sólo unos pocos científicos (incluyendo a Richard Dawkins). La teoría de la arcilla postula que las moléculas orgánicas complejas crecieron gradualmente en una plataforma de replicación no orgánica preexistente —cristales de silicato en disolución—. La complejidad de las moléculas acompañantes que se desarrollaba como una función de las presiones de selección en tipos de cristales de arcilla es entonces extraída para servir a la replicación de moléculas orgánicas independientemente de su «pista de despegue» en su silicato.
Cairns-Smith es un firme crítico de otros modelos de evolución química.49 No obstante, él admite que, como muchos modelos del origen de la vida, el suyo también tiene defectos (Horgan 1991). Es verdaderamente, «sacar la vida de debajo de las piedras».
Peggy Rigou del Instituto Nacional de Investigación Agronómica de EE. UU. (INRA), en Jouy-en-Josas, Francia, publicó en la edición del 11 de febrero de Science News que los priones son capaces de unirse a partículas de arcilla y abandonar estas partículas cuando la arcilla se carga negativamente. Aunque no se hace ninguna referencia en el apartado de implicaciones para las teorías del origen de la vida, esta investigación podría sugerir que los priones son una ruta probable hacia las primeras moléculas reproductoras. En 2007, Kahr y colaboradores publicaron sus experimentos que examinan la idea de que los cristales pueden actuar como una fuente de información transferible, usando cristales de ftalato de potasio hidrogenado. Los cristales «madre» con imperfecciones fueron cortados y usados como semillas para criar cristales «hijos» a partir de la disolución. Entonces examinaron la distribución de las imperfecciones en el sistema cristalino y encontraron que las imperfecciones de los cristales madre realmente se reproducían en los hijos. Los cristales hijos tenían muchas imperfecciones adicionales. Para una conducta paragenética las imperfecciones adicionales deberían ser mucho menores que las de los padres, y de ahí que Kahr concluya que los cristales «no eran lo suficientemente fieles como para almacenar información de una generación a la siguiente».50 51
El descubrimiento de los nanobios (estructuras filamentosas más pequeñas que las bacterias que contienen ADN) en rocas profundas, llevó a una teoría controvertida presentada por Thomas Gold a principios de los años 1990 en la que se exponía que la vida se desarrolló al principio no en la superficie de la Tierra, sino varios kilómetros bajo la superficie. Ahora se sabe que la vida microbiana es abundante a más de cinco kilómetros bajo la superficie de la Tierra en forma de arqueobacterias, que se considera que se originaron o antes o aproximadamente al mismo tiempo que las eubacterias, muchas de las cuales viven en la superficie (incluyendo los océanos). Se ha afirmado que el descubrimiento de vida microbiana bajo la superficie de otro cuerpo del Sistema Solar daría un crédito significativo a esta teoría. También decía que un suministro de nutrientes de una fuente profunda e inalcanzable promovería la supervivencia porque la vida que surge en un montón de materia orgánica probablemente consumiría todo su alimento y acabaría extinguiéndose.
Hay una teoría que afirma que las primeras substancias autorreplicantes eran de tipo lipídico.52 Se sabe que los fosfolípidos forman bicapas en el agua si están sometidas a agitación. Esta estructura es idéntica a la de las membranas celulares. Estas moléculas no se encontraban en la tierra primigenia, aunque otras cadenas anfifílicas largas también forman membranas. Además, estos cuerpos se pueden expandir por inserción de lípidos adicionales, y bajo una expansión excesiva pueden sufrir escisiones espontáneas que conservan el mismo tamaño y composición de lípidos en ambas progenies. La idea principal de esta teoría es que la composición molecular de los cuerpos lipídicos es la primera forma de almacenar información y la evolución conduce a la aparición de entidades poliméricas como el ARN o el ADN que pueden almacenar información favorablemente. Aún no se ha hablado de ningún mecanismo que apoye la teoría del mundo de lípidos.
El modelo del polifosfato
El problema con muchos de los modelos de abiogénesis es que el equilibrio termodinámico favorece a los aminoácidos dispersos antes que a sus polímeros, los polipéptidos; es decir, que la polimerización es endotérmica. Lo que hace falta es una causa que promueva la polimerización. Una solución al problema puede encontrarse en las propiedades de los polifosfatos.53 54 Los polifosfatos se forman por la polimerización de los iones ordinarios de monofosfato (PO4-3) bajo la acción de la radiación ultravioleta. Los polifosfatos pueden catalizar la polimerización de los aminoácidos a polipéptidos, reduciendo la barrera de energía y haciendo así factible el proceso.
Hipótesis del mundo de HAP


Se ha postulado otras fuentes de moléculas complejas, incluyendo algunas de origen extraterrestre, estelar o interestelar. Por ejemplo, se sabe a partir de análisis espectrales y directos que las moléculas orgánicas están presentes en cometas y meteoritos. En 2004, un equipo de investigación detectó trazas de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs) en una nebulosa.55 Éstas son las moléculas más complejas encontradas en el espacio hasta el momento. El uso de los HAP ha sido también propuesto como precursor del mundo de ARN en la hipótesis del mundo de HAP.56 El Telescopio espacial Spitzer ha detectado recientemente una estrella, la HH 46-IR, que está formándose en un proceso similar al del Sol. En el disco de material que rodea la estrella hay una gran variedad de moléculas que incluyen los compuestos de cianuro, hidrocarburos e hidróxido de carbono. También se han encontrado HAPs por toda la superficie de la galaxia M81, que está a 12 millones de años luz de la Tierra, confirmando su amplia distribución en el espacio.57
El modelo de la ecopoiesis
El modelo de la ecopoiesis ha sido desarrollado por los científicos brasileños Félix de Sousa y Rodrigues Lima.58 Es un modelo que integra elementos y observaciones de varios otros. En esta teoría es el ambiente físico (Οικος) el que promueve la aparición de la vida en los estadios tempranos en lugar de hacerlo la aparición al azar de organismos que posteriormente condicionan el entorno, en especial, en cuanto a la acumulación de oxígeno. Propone que los ciclos geoquímicos de los elementos biogénicos, dirigidos por una atmósfera primordial rica en oxígeno procedente de la fotólisis del vapor de agua evaporado de los océanos e hipercarbónica, pudieron ser la base de un metabolismo planetario de carácter espacialmente continuo y global, que habría precedido y condicionado la aparición gradual de una vida como la actual, organizada en organismos discontinuos (individualizados). Algunas de sus predicciones serían las siguientes:
• La fotólisis y posterior escape del hidrógeno acumularían una cantidad significativa de oxígeno en la atmósfera primitiva.
• Se generaría un potencial redox entre las zonas de producción fotolítica de oxígeno y el ambiente submarino con minerales reductores, en especial, de hierro divalente.
• Estas interacciones darían lugar a un metabolismo global de base geoquímica, el holoplasma, con la aparición de «ciclos» (como los actuales del carbono o del fosfato) de elementos biogénicos.
• Este «protometabolismo» debería ser congruente con las principales rutas metabólicas que encontramos hoy en día.
• En el medio hipercarbónico aumentan los cationes divalentes y por ello la carboxilación (fijación de CO2 a otras moléculas) es energéticamente favorable. Se requeriría, no obstante, de ciertos hidrocarburos de la litosfera, en especial acetileno, que podría convertirse por hidratación y carboxilación en intermediarios del ciclo de Krebs reversible. Este sería el elemento más característico de la circulación del carbono en la ecosfera primitiva.
• Se aplica el principio de congruencia: se postula la existencia de una continuidad entre los factores protobiológicos ambientales y el metabolismo actual. Éste se puede rastrear en las coenzimas claves. Posteriormente se produciría la incorporación de estas actividades a unidades catalíticas durante el mundo de ARN. El hecho de que estas coenzimas estén relacionadas estructuralmente con los nucleótidos con ribosa parece confirmar este extremo. El ambiente hipercarbónico también favorecería la propagación quiral de uno de los enantiómeros una vez seleccionado.
• El camino hacia las protocélulas se realizaría mediante una sucesión de «hábitos». En principio habría una agregación de materia orgánica (hábito flocular) debida a principios sencillos como la baja actividad de agua, la coalescencia hidrófoba y la formación de tioácidos y su extracción parcial en la fase lipídica.
• En la siguiente fase evolutiva (hábito reticular) aumenta la integración entre las fases de los flóculos (lipídica, peptídica y de polímeros fosforilados) dando lugar a la traducción. Se agregarían vacuolas «metabólicas» con vacuolas ácidas o respiratorias, dando lugar a retículos que posteriormente se fusionarían en un único compartimiento con el «hábito celular».

Exogénesis: vida primitiva extraterrestre
Otra alternativa a la abiogénesis terrícola es la hipótesis de que la vida primitiva pudo haberse formado originalmente fuera de la Tierra (adviértase que exogénesis está relacionado, pero no es lo mismo que la noción de panspermia). Se supone que una lluvia de material procedente de cometas que se precipitó sobre la Tierra primitiva pudo haber traído cantidades significativas de moléculas orgánicas complejas y, quizás, la misma vida primitiva formada en el espacio fue traída a la Tierra por material cometario o asteroides de otros sistemas estelares.
Los componentes orgánicos son relativamente comunes en el espacio, especialmente en el Sistema Solar exterior, donde las sustancias volátiles no son evaporadas por el calentamiento solar. En los cometas se encuentran incrustaciones de capas externas de material oscuro que, se piensa, son sustancias bituminosas compuestas por material orgánico complejo formado por compuestos de carbono simples tras reacciones iniciadas mayormente por irradiación por luz ultravioleta.
Una hipótesis relacionada con ésta es que la vida se formó en primer lugar en el Marte primigenio y fue transportada a la Tierra cuando material de su corteza fue expulsada de Marte por un asteroide e impactos cometarios para más tarde alcanzar la Tierra. Es difícil encontrar evidencias para ambas hipótesis y puede que haya que esperar a que se traigan muestras de cometas y de Marte para su estudio. Ninguna de ellas responde realmente a la cuestión de cómo se originó por primera vez la vida, sino que meramente traslada este origen a otro planeta o cometa. No obstante, esta hipótesis extiende tremendamente el abanico de condiciones bajo el cual se pudo haber formado la vida, desde las posibles condiciones primitivas de la Tierra a literalmente las condiciones de todo el Universo.


La ventaja de las hipótesis de un origen extraterrestre de la vida primitiva es que incrementa el campo de probabilidad para que la vida se desarrolle. No se requiere que se desarrolle en cada planeta en el cual se halle, sino más bien en una sola localización y posteriormente se extiende por la galaxia hacia otros sistemas estelares a través del material cometario. Esta idea ha recibido impulsos debido a recientes descubrimientos sobre microbios muy resistentes.59 Una alternativa a la abiogénesis terrestre es la hipótesis de la panspermia, que sugiere que las «semillas» o la esencia de la vida prevalecen diseminadas por todo el Universo y que la vida comenzó en la Tierra gracias a la llegada de tales semillas a nuestro planeta. Estas ideas tienen su origen en algunas de las consideraciones del filósofo griego Anaxágoras. El astrónomo Sir Fred Hoyle también apoyó la idea de la panspermia. Se basa en la comprobación de que ciertos organismos terrestres (ciertas bacterias, cianobacterias y líquenes) son tremendamente resistentes a condiciones adversas y que eventualmente pueden viajar por el espacio y colonizar otros planetas.
Hipótesis de la génesis múltiple
Se habría dado la aparición de diferentes formas de vida casi simultáneamente en la historia temprana de la Tierra. Dado que parece existir un único antepasado común entre todos los seres vivos, las otras formas estarían extinguidas, dejándonos fósiles a través de su diferente bioquímica. Por ejemplo, por el uso de otros elementos, como el arsénico en lugar del fósforo, y sobreviviendo como extremófilas o simplemente permaneciendo ignoradas al ser análogas a los organismos del actual árbol de la vida. Hartman, por ejemplo, combina algunas teorías proponiendo lo siguiente:61
«Los primeros organismos autorreplicantes fueron arcillas ricas en hierro que fijaban dióxido de carbono en el ácido oxálico y otros ácidos dicarboxílicos. El sistema de replicación de las arcillas y su fenotipo metabólico evolucionó entonces hacia la región rica en sulfuro del manantial hidrotermal, adquiriendo la capacidad de fijar nitrógeno. Finalmente se incorporó el fosfato en el sistema en evolución que permitía la síntesis de nucleótidos y fosfolípidos. Si la biosíntesis recapitula la biopoiesis, entonces la síntesis de los aminoácidos precedió a la síntesis de bases púricas y pirimidínicas. Más allá de esto la polimerización de los tioésteres de aminoácido en polipéptidos precedió la polimerización dirigida de ésteres de aminoácidos por polinucleótidos.»
Argumentos contrarios al origen abiogénico
El moderno concepto de abiogénesis ha sufrido las críticas de los científicos a lo largo de los años. El astrónomo Sir Fred Hoyle se pronunció en este sentido basándose en la probabilidad de que la abiogénesis suceda por azar. El físico Hubert Yockey criticaba la abiogénesis en el sentido de creerla más cercana a la teología que a la ciencia.
Otros científicos han propuesto contrapuntos a la abiogénesis, como Harold Urey, Stanley Miller, Francis Crick (biólogo molecular) y también cabría alinear en este sentido la hipótesis de la panspermia dirigida de Leslie Orgel.
Más allá de la observación trivial de que la vida existe, es difícil probar o falsibilizar la abiogénesis; por tanto, la hipótesis tiene muchas críticas, tanto de la comunidad científica como desde posiciones no científicas. No obstante, la investigación y la generación de hipótesis continúan con la esperanza de desarrollar un mecanismo teórico satisfactorio de la abiogénesis.
Hoyle
Sir Fred Hoyle, junto con Chandra Wickramasinghe, fue un crítico de la abiogénesis. En concreto Hoyle rechazaba que la evolución química pudiera explicar el origen natural de la vida: su argumento se basaba principalmente en la improbabilidad de que los que se estima que fueron los componentes necesarios llegaran a agregarse por
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Gabriel



Registrado: 11 Ago 2005
Mensajes: 570

MensajePublicado: Lun Dic 20, 2010 11:25 am    Asunto: Responder citando

la evolución química. Aunque las teorías modernas tratan este argumento, Hoyle nunca vio la evolución química como una explicación razonable. Hoyle prefería la panspermia como una explicación natural alternativa del origen de la vida en la Tierra.
Yockey
El teórico de la información Hubert Yockey argumentaba que la investigación sobre la evolución química se enfrenta a los siguientes problemas:62
La investigación del origen de la vida parece ser única en la conclusión que ha sido ya aceptada como autorizada... lo que aún no se ha hecho es encontrar los escenarios que describen el mecanismo detallado y los procesos por los cuales sucedió. Se debe concluir que, contrariamente al actual, establecido y sabio escenario que describe la génesis de la vida en la Tierra por azar y causas naturales que pueda ser aceptado con base en los hechos y no a la fe, aún no ha sido escrito.
En un libro que escribió 15 años después, Yockey defendía la idea de que la abiogénesis había surgido a partir de una sopa primordial es un paradigma fallido:63
Aunque cuando comenzó el paradigma era digno de consideración, ahora todo el esfuerzo empleado en el primitivo paradigma de la sopa se ha tornado en decepción en la ideología de sus campeones. (...) La historia de la ciencia muestra que un paradigma, una vez que ha adquirido un estatus de aceptación (es incorporado en los libros de texto) y a pesar de sus fallos, sólo es declarado inválido cuando se dispone de un paradigma para reemplazarlo. No obstante, con objeto de generar progreso en la ciencia, es necesario hacer limpieza en los anaqueles, por así decirlo, de paradigmas fallidos. Esto se debería hacer incluso si deja los anaqueles completamente limpios y no sobrevive ningún paradigma. Es una característica del verdadero creyente en la religión, filosofía e ideología de que debe tener un conjunto de creencias pase lo que pase (Hoffer, 1951). La creencia en una sopa primitiva basándonos en que no tenemos ningún otro paradigma es un ejemplo de la falacia lógica de la falsa alternativa. En la ciencia es una virtud reconocer la ignorancia. Éste ha sido el caso universalmente en la historia de la ciencia, tal y como Kuhn (1970) ha discutido en detalle. No hay razón para que esto sea diferente en la investigación del origen de la vida.
Yockey, en general, manifiesta una actitud altamente crítica hacia los que dan crédito a los orígenes naturales de la vida, a menudo haciendo uso de palabras como fe o ideología. Las publicaciones de Yockey se han hecho las favoritas en manos de los creacionistas, aunque él no se considera a sí mismo como creacionista . Síntesis abiogénica de sustancias químicas clave
Aún quedan algunos problemas con la hipótesis del mundo de ARN. No hay rutas químicas conocidas para la síntesis abiogénica de las bases nitrogenadas pirimidínicas citosina y uracilo bajo condiciones prebióticas65 Otros problemas son la dificultad de la síntesis de nucleósidos, ligarlos con fosfato para formar el esqueleto del ARN, y la corta vida de las moléculas de nucleósido, en especial la citosina que es proclive a la hidrólisis.66 Experimentos recientes también sugieren que las estimaciones originales del tamaño de la molécula de ARN capaz de autorreplicación han sido probablemente altamente subestimadas. Formas más modernas de la teoría del mundo de ARN proponen que una molécula más simple fue capaz de autorreplicación (que otro «mundo», por tanto, evolucionó al cabo del tiempo para producir un mundo de ARN). Hasta ahora, no obstante, las distintas hipótesis no tienen suficientes evidencias que las apoyen. Muchas de ellas pueden ser simuladas y probadas en el laboratorio, pero la carencia de una roca sedimentaria sin perturbar en una época tan temprana de la historia deja pocas oportunidades para probar esta hipótesis de forma incontestable.
El problema de la homoquiralidad
Otro asunto no resuelto en la evolución química es el origen de la homoquiralidad, esto es, que todos los monómeros tienen la misma «mano dominante» (los aminoácidos son zurdos, y los azúcares de ácidos nucleicos, diestros). Las moléculas quirales existen en la naturaleza como mezclas homogéneas equilibradas aproximadamente al 50%. Esto es lo que se conoce como mezcla racémica. No obstante, la homoquiralidad es esencial para la formación de ribozimas funcionales y proteínas. La adecuada formación de moléculas es impedida por la misma presencia de aminoácidos diestros o azúcares zurdos que distorsionan y malforman las estructuras.
Un trabajo llevado a cabo en 2003 por científicos de Purdue identificaron el aminoácido serina como la probable raíz causal de la homoquiralidad de las moléculas orgánicas.67 La serina forma enlaces particularmente fuertes con los aminoácidos de la misma quiralidad, lo cual resulta en un grupo de ocho moléculas que deben ser todas o bien dextrógiras o levógiras. Esta propiedad contrasta con otros aminoácidos que son capaces de formar enlaces débiles con los aminoácidos de la quiralidad opuesta. Aunque el misterio de por qué la serina levógira acabó siendo la dominante aún permanece sin resolver, estos resultados sugieren una respuesta a la cuestión de la transmisión quiral: cómo las moléculas orgánicas de una quiralidad mantienen la dominancia una vez que la asimetría ha sido establecida.
Te voy a decir la verdad, estos discursos sensacionalistas ortodoxos realmente me tienen cansado. Te voy a decir una cosa, si querés demostrar algo, trata de hacerlo de forma clara, corta y categórica, yo en la semana laburo y estudio, no trates de engatusar al ingenuo. No tengo tiempo de responder sobre cada boludez que escriben los foristas, y no lo digo por vos. Hasta ahora solo expresaste hipótesis ad hoc y tu pensamiento. Yo siempre dije que no se puede demostrar la inexistencia de Dios. De hecho, es lo que escribí en mi ultimo texto. Estoy dispuesto a intercambiar opiniones con vos, pero escribí textos más cortos. No tengo tiempo para leer textos tan extensos, y demostrá, no seas sensacionalista. Cool Cool Cool
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
vanesa 22



Registrado: 23 Ene 2008
Mensajes: 146

MensajePublicado: Lun Dic 20, 2010 6:08 pm    Asunto: Responder citando

leer el proximo-

Última edición por vanesa 22 el Mar Dic 21, 2010 5:34 pm, editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
vanesa 22



Registrado: 23 Ene 2008
Mensajes: 146

MensajePublicado: Lun Dic 20, 2010 6:11 pm    Asunto: Responder citando

Excelente el análisis de barujtie, con mucho nivel, pero las conclusiones que se pueden sacar de su texto es que no dice nada que demuestre que dios existe, si da elementos muy interesantes que hacen pensar que muchas de las respuestas que da la ciencia sobre los misterios de la naturaleza son polémicos, y que no hay que tomar esas respuestas como que ya resolvieron el tema que estudian.

Pero no es serio decir que si la ciencia se equivoca en sus respuestas eso demuestra que dios existe, esperemos a ver qué argumentos puede dar barujtie que demuestren que existe dios.

En realidad barujtie para demostrar que no existe la generación de vida sin un dios da un argumento que de ser cierto demostraría que dios no existe, ya que si de la materia conocida no se puede producir vida tampoco de ella se puede producir un ente viviente como el que llamamos dios ni ningun otro.

El problema se hace más complejo si tenemos en cuenta que antes incluso de la materia no viviente no había nada, y de la nada no puede surgir ninguna materia viviente y no viviente, se llame dios o microbio o piedra.

Ante estos planteos, los religioso dicen que la profundidad de estos misterios demuestran que existe dios, pero ese es un pensamiento erróneo, porque en la realidad lo que significa es solo que el misterio es un misterio, hasta que deje de serlo.

Por eso creo que el camino de demostrar que existe dios demostrando que existen grandes misterios no lleva a dios a quienes quieren ser honestos consigo mismos, pero a quienes tienen una muy fuerte necesidad de creer que existe un dios les será suficiente en creer que se demuestra su existencia demostrando las debilidades de la ciencia, la cual no nos olvidemos que solo hace unos 150 años que se empeso a esructurar, por eso las respuestas que no encuentra hoy puede ser que las encuentre mañana, sea ese mañana dentro de 10 años o 100 años, o muchos más, o nunca, pero si nunca las encuentra eso tampoco significa que exista un dios.

Para creyentes como barujtie, si existe un dios, les será más fácil poder demostrarlo mostrando en que cosas intervino e interviene en la historia de la humanidad, espero ansiosa escuchar que pruebas tiene para aportar en ese sentido.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
barujtie



Registrado: 15 Dic 2010
Mensajes: 25

MensajePublicado: Lun Dic 20, 2010 11:03 pm    Asunto: Responder citando

Lamento tener que enfrentarme con gente como Gabriel, a la cual se le pide un mínimo de respeto (la respuesta demuestra la importancia de pedir algo que debería ser obvio) y contesta con insultos e intentando rebajar.

Así como yo me encargué de leer todo tu e-mail y te contesté punto por punto, esperaba lo mismo. Pero tal vez me ilusioné demasiado.

Intenté leer tu postura, lo que dijiste sobre el carbono 14, la síntesis de materia inorgánica en orgánica, y la Teoría de la Evolución, y traje abundantes argumentos en contra, que no tienen nada que ver con la fe, sino con la lógica. Suficientes o no, jamás me referí a vos o a lo que defendés con términos tales como "el bol... ese", "embaucador", etc... No sólo eso, sino que recibo como "respuesta" un copy paste enorme, con temas disponibles en cualquier manual básico de secundaria de física y química.

Yo ofrecí traer pruebas, no rebatir cada una de las 300 hojas que copies y pegues. Encima que pegás 300 hojas, pedis un texto corto con pruebas porque no tenés tiempo de leer. Sinceramente, si no tenés tiempo para leer, ¿para qué escribis tanto? ¿Para eso sí tenés tiempo? El origen de la vida, el tema más importante para el ser humano, ¿y vos querés que te la haga corta? Media pila... Todo lo que te traje contra la Teoría de la Evolución y el Carbono 14, ¿qué tiene que ver con el sensacionalismo?

Cuando te referiste a temas concretos, te traje pruebas que indican tal vez lo contrario o los ponen en tela de juicio. Acá no se trata de un conflicto ciencia vs. religión. Hay científicos religiosos, montones, y hay que ser muy soberbio y prejuicioso para creer que uno tiene información que ellos jamás leyeron.

Yo no me referí en ningún momento a vos en los términos que vos hacés y no voy a discutir con alguien que mira 6 minutos de una conferencia de 3 horas o que dice que todo lo que traigo es "extenso al divino botón".


De ahora en más me interesa hablar solamente con Vanesa. Gabriel, tu actitud es lamentable. No es mi intención pelear ni saber tu punto de vista o los adjetivos que te gusta ponerle a la gente que no piensa como vos. No entré para eso. Las falacias no deben mezclarse con temas científicos. Eso es bardo y sensacionalismo. Si A afirma B y vos pensás que A es un embaucador, un b... o lo que sea, no contradecís nada de B, sólo armás polémica. Te aviso que va a ser unilateral...

Vanesa, mis mensajes no abordan todos los temas que quiero tocar, ya que es más complejo y no quiero agotar a nadie con 200 copy paste. Me parece mejor abordarlo por partes y en conversación, no con monólogos.

Yo sugiero que en primer lugar analicemos la postura de la ciencia en cuanto a la Teoría de la Evolución, el carbono 14, punto por punto, y una vez que agotemos ese tema pasemos a las cuestiones de la existencia de Di-s. En ningún momento dije ni quise dar a entender que los errores de la ciencia impliquen la existencia de Di-s. Esta no es mi postura, ni la del mundo "ortodoxo" (por más que existan judíos ortodoxos ignorantes). Si te interesa, seguimos hablando de ciencia y luego abordamos el tema de Di-s. La intención es descartar en principio supuestos cuyas contradicciones son demostrables. Es nada más un paso, no una conclusión. Saludos!
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Gabriel



Registrado: 11 Ago 2005
Mensajes: 570

MensajePublicado: Mar Dic 21, 2010 12:42 am    Asunto: Responder citando

Vayamos al grano. Demostrá la veracidad de la religión judía. Cool Cool Cool
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
barujtie



Registrado: 15 Dic 2010
Mensajes: 25

MensajePublicado: Mar Dic 21, 2010 1:11 am    Asunto: Responder citando

Yo fui al grano desde el principio. Puse un video, me hablaste de 6 minutos y dura como 3 horas. Insultaste al rabino (solo hago un recuento de hechos, no me ofende en absoluto) y dijiste que el discurso era infantil.

También traje pruebas para refutar la bola que se le da al carbono 14 y diez argumentos contra la Teoría de la Evolución.

No vi respuesta sobre el video, ni sobre el argumento contra el carbono 14, como tampoco sobre todos los puntos discutibles sobre la Teoría de la Evolución.

Además, aclaré que el hecho de que todas estas cuestiones sean refutadas no implican directamente la existencia de Di-s.

Para ser ordenados, prefiero tocar un punto por vez, ya que de lo contrario nos vamos a ir por las ramas. Y una vez que queden en claro todos esos puntos, con gusto hablaré del tema Di-s, el error de llamar al judaísmo "religión", el error de la denominación "ortodoxo" y el error de llamar al judaísmo "creencia". Todos estos no son simples errores semánticos, sino de conceptos bastante profundos.

Por último, si no lo dije, aclaro que no pretendo imponer nada, hablo por mi cuenta, no en nombre de alguna organización, grupo o credo. Entré a este foro como ingresé en el cumplimiento del judaísmo por la misma razón. La búsqueda de la verdad.

Me gustaría continuar una vez que alguien vea el video relativamente completo y analice y exponga argumentos que refuten los que tengo en contra de las teorías científicas más reconocidas sobre el origen de la vida en la tierra. Con órden, paciencia y respeto podemos enriquecernos todos. El que quiera guerra que vaya a otro lado.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Gabriel



Registrado: 11 Ago 2005
Mensajes: 570

MensajePublicado: Mar Dic 21, 2010 12:43 pm    Asunto: Responder citando

El texto extenso que figura al principio de esta pagina no lo traje por traer. Lo publiqué para que sea leido. En ese texto explica todo, y contesta toda duda sobre el tema. Sería bueno que los rabinos honestos antes de hablar sobre este tema, sepan este texto, en serio. Cool Cool Cool
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
vanesa 22



Registrado: 23 Ene 2008
Mensajes: 146

MensajePublicado: Mar Dic 21, 2010 5:10 pm    Asunto: Responder citando

Excelente los dos textos, el de Gabriel y el de barujtie, con mucho nivel los dos, lastima que en lugar de establecer una relacion de intercambio en busqueda de la verdad se acusen por actitudes personales que cada uno considera objetables del otro. Los dos demuestran tener muchos conocimientos que podrian enriquecernos a todos los lectores si podrian dejar de lado las rensillas personales.

Las conclusiones que se pueden sacar del texto de barujie es que no dice nada que demuestre que dios existe, da elementos muy interesantes, en caso de ser verídicos hacen pensar que muchas de las respuestas que da la ciencia sobre el tema de la evolución siguen siendo polémicos y siguen siendo misterios de la naturaleza.
Barujtie reconoce que si la ciencia se equivoca en sus respuestas sobre ese tema eso no es suficiente para demostrar que dios existe, esperemos a ver qué argumentos puede dar barujtie que demuestren que existe dios.

En realidad barujtie para demostrar que no existe la generación de vida sin un dios da un argumento que de ser cierto demostraría que dios no existe, ya que si de la materia conocida no se puede producir vida, como él dice, tampoco de ella se puede producir un ente viviente como el que llamamos dios.

El problema se hace más complejo si tenemos en cuenta que antes incluso de la materia no viviente no había nada, y de la nada no puede surgir ninguna materia viviente y no viviente, se llame dios o microbio o piedra.

Ante estos planteos, los religioso suelen decir que la profundidad de estos misterios demuestran que existe dios, pero ese es un pensamiento erróneo, porque en la realidad lo que significa es solo que el misterio es un misterio, hasta que deje de serlo.

Por eso creo que el camino de demostrar que existe dios demostrando que existen grandes misterios no lleva a dios a quienes quieren ser honestos consigo mismos, pero a quienes tienen una muy fuerte necesidad de creer que existe un dios les será suficiente en creer que se demuestra su existencia demostrando las debilidades de la ciencia, la cual no nos olvidemos que solo hace unos 150 años que se empezó a estructurar, por eso las respuestas que no encuentra hoy puede ser que las encuentre mañana, sea ese mañana dentro de 10 años o 100 años, o muchos más, o nunca, pero si nunca las encuentra eso tampoco significa que exista un dios.

Para creyentes como barujtie, si existe un dios, les será más fácil poder demostrarlo mostrando en que cosas intervino e interviene en la historia de la humanidad, espero ansiosa escuchar que pruebas tiene para aportar en ese sentido.


Última edición por vanesa 22 el Mar Dic 21, 2010 5:31 pm, editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
barujtie



Registrado: 15 Dic 2010
Mensajes: 25

MensajePublicado: Mar Dic 21, 2010 5:24 pm    Asunto: Responder citando

Gabriel, eso es Wikipedia y son teorías y estudios conocidos por toda la comunidad científica. Yo, siendo apenas un aficionado a la ciencia, las conozco de memoria y se las explico a chicos de 17 y 18 años en la semana.

Las objeciones a la Teoría de la Evolución, en cambio, son a menudo dejadas de lado tanto por científicos como por amateurs.

De hecho, aquí mismo nadie se encargó aún de analizar todos los argumentos en contra que expuse, y en cambio sólo recibí una lluvia más de "información", intentos de rebajar, pedidos de resumenes, etc...

Hablar de "los rabinos honestos" es una generalización absurda, porque parte del prejuicio de que la mayoría de los rabinos no lo son. A uno lo tildaste de "bol...", después hablaste sobre la honestidad... Gabriel, si te interesa hablar de ciencia, ¿por qué te metés en cuestiones éticas? ¿Acaso todos los científicos son un paradigma de la ética? Y si realmente te interesa el criterio ético, ¿no es contradictorio insultar y desacreditar? Te aclaro que son preguntas que me hago y no necesito respuesta, no me interesa entrar en ese terreno.

No soy el caso, no soy rabino, pero tal vez ignores la cantidad de rabinos (y no rabinos) que hay en la comunidad científica, que conocen las teorías y estudios que mencionás antes de que vos hayas nacido, y que tienen abundante evidencia en contra. No tiene ningún sentido que sigas exponiendo lo que todos ya sabemos. Todo lo que escribís es parte del paradigma científico.

Te paso algunos nombres, podés buscarlos en Google.

Dr. Gerald Schroeder recibió su PHD en Oceanografía y Física Nuclear de la universidad de MIT, y formó parte de su personal durante siete años. Hizo trabajos extensivos con la Comisión de Energía Atómica. Dr. Schroeder ahora vive con su familia en Jerusalem, Israel. Es el autor de Génesis and the Big Bang y The Science of G-d entre otros, que han sido traducidos a seis idiomas.

Integrantes de la Association of Orthodox Jewish Scientist (buscá cada uno o hasta que te canses, son todos científicos reconocidos):

Dr. Abraham S. Abraham; Dr. Charles Bahn; Dr. Alan Bernett; Rabbi J. David Bleich; Rabbi Dr. Irving Breitowitz; Dr. Lawrence Bryskin; Rabbi Dr. Reuven Bulka; Rabbi Dovid Cohen; Rabbi Nachman Cohen; Rabbi Tzvi Flaum; David Fox; Rabbi Chaim Gibber; Dr. Aaron Glatt; Rabbi Dr. Stuart Grant; Dr. Richard Grazi; Rabbi Josef Grunblatt; Dr. Steven Herschhopf; Dr. Tzvi Ingber; Dr. Baruch Jacobs; Dr. Samuel Juni; Rabbi Dr. Bernard Lander; Dr. William Low; Rabbi Reuven Mann; Dr. Hannah Parness; Dr. Robert Pollack; Dr. Fred Rosner; Dr. Robert Schulman; Rabbi Dr. Shapiro; Dr. alan Shulman; Dr. Joel Verstaendig; Rabbi Tzvi H. Weinreb; Leonard Wiener, Esq.; Rabbi Chaim D. Zweibel, Esq.;

Para que veas que no hay aquí hermetismo, tengo otro link no judío que rebate de manera científica la teoría de la evolución desde todos los puntos:

http://www.creacionismo.net

Una vez que sean analizadas todas las evidencias que traje en anteriores respuestas, más las que abundan en este sitio, se puede dar un segundo paso, que es demostrar por qué el judaísmo es veraz, real e irrebatible.

Cada cual tiene la libertad, sin embargo, de concluir en que son todos "bol...", embaucadores, deshonestos y que no traen prueba alguna. Personalmente, no me parece una postura científica ni racional, menos cuando eso implica evadirse de las evidencias que se exponen.

Cada cual elige, o seguir dando vueltas sobre lo mismo, o ponerse a leer y cuestionar lo que lee de manera ordenada y racional. Reitero, lo que vos expusiste ya es sabido por toda la comunidad científica y por mí, sin ser ningún genio. Saludos.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Gabriel



Registrado: 11 Ago 2005
Mensajes: 570

MensajePublicado: Mie Dic 22, 2010 11:00 am    Asunto: Responder citando

Flaco, todo el mundo sabe que hay controversia cientifica sobre el origen de la vida. Por otro lado, la teoria de Darwin es la más aceptada dentro de la comunidad cientifica. No importa de donde se saca el material, lo importante es el contenido. Ya te dije, no tengo tiempo para copiar apuntes universitarios. Internet es una buena herramienta. Acá traigo las diferentes opiniones cientificas sobre el tema debate. Esperemos que sea leido por los foristas. Basicamente hay tres opiniones vigentes: teoría Creacionista, teoría de la Panspermia y teoría de Oparin

1. Introducción
Desde que el hombre tuvo la capacidad de pesar y de razonar, se empezó a preguntar como surgió la vida, surgiendo así uno de los problemas más complejos y difíciles que se ha planteado el ser humano, en su afán de encontrar una respuesta, se intento solucionarlo mediante explicaciones religiosas, mitológicas y científicas, a partir de estas ultimas han surgido varias teorías y otras han sido descartadas.
El presente trabajo basado en la obra "el origen de la vida" del celebre autor Antonio Lazcano manejaremos la evolución de dicho pensamiento a través de los años, dando así una pauta para comprender mejor dicha evolución del pensamiento humano.

2. El Creacionismo
Desde la antigüedad han existido explicaciones creacionistas que suponen que un dios o varios pudieron originar todo lo que existe. A partir de esto, muchas religiones se iniciaron dando explicación creacionista sobre el origen del mundo y los seres vivos, por otra parte, la ciencia también tiene algunas explicaciones acerca de cómo se originaron los seres vivos como son las siguientes.

3. La Generación Espontánea
Desde la antigüedad este pensamiento sé tenia como aceptable, sosteniendo que la vida podía surgir del lodo, del agua, del mar o de las combinaciones de los cuatro elementos fundamentales: aire, fuego, agua, y tierra. Aristóteles propuso el origen espontáneo para gusanos, insectos, y peces a partir de sustancias como él roció, el sudor y la humedad. Según él, este proceso era el resultado de interacción de la materia no viva, con fuerzas capaces de dar vida a lo que no tenia.

A esta fuerza la llamo ENTELEQUIA.
La idea de la generación espontánea de los seres vivos, perduro durante mucho tiempo. En 1667, Johann B, van Helmont, medico holandés, propuso una receta que permitía la generación espontánea de ratones: "las criaturas tales como los piojos, garrapatas, pulgas, y gusanos, son nuestros huéspedes y vecinos, pero nacen de nuestras entrañas y excrementos. Porque si colocamos ropa interior llena d sudo junto con trigo en un recipiente de boca ancha, al cabo de 21 días el olor cambia y penetra a graves de las cáscaras del trigo, cambiando el trigo en ratones. Pero lo más notable es que estos ratones son de ambos sexos y se pueden cruzar con ratones que hayan surgido de manera normal..."
Algunos científico no estaban conformes con esas explicaciones y comenzaron a someter a la experimentación todas esas ideas y teorías.
Francisco Redí, medico italiano, hizo los primeros experimentos para demostrar la falsedad de la generación espontánea. Logro demostrar que los gusanos que infestaban la carne eran larvas que provenían de huevecillos depositados por las moscas en la carne, simplemente coloco trozos de carne en tres recipientes iguales, al primero lo cerro herméticamente, el segundo lo cubrió con una gasa, el tercero lo dejo descubierto, observo que en el frasco tapado no había gusanos aunque la carne estaba podrida y mal oliente, en el segundo pudo observar que, sobre la tela, había huevecillos de las moscas que no pudieron atravesarla, la carne del tercer frasco tenia gran cantidad de larvas y moscas. Con dicho experimento se empezó a demostrar la falsedad de la teoría conocida como "generación espontánea"

A finales del siglo XVII, Antón van Leeuwenhoek, gracias al perfeccionamiento del microscopio óptico, logro descubrir un mundo hasta entonces ignorado. Encontró en las gotas de agua sucia gran cantidad de microorganismos que parecían surgir súbitamente con gran facilidad. Este descubrimiento fortaleció los ánimos de los seguidores de la "generación espontánea"
A pesar de los experimentos de Redí, la teoría de la generación espontánea no había sido rechazada del todo, pues las investigaciones, de este científico demostraba el origen de las moscas, pero no el de otros organismos .



4. Spallanzani Y Needhad
En esos mismos tiempos, otro científico llamado Needhad, sostenía que había una fuerza vital que originaba la vida. Sus suposiciones se basan en sus experimentos: hervía caldo de res en una botella, misma que tapaba con un corcho, la dejaba reposar varios días y al observar al microscopio muestra de la sustancia, encontraba organismos vivos. Él afirmaba que el calor por el que había hecho pasar el caldo era suficiente para matar a cualquier organismo y que, entonces, la presencia de seres vivos era originada por la fuerza vital. Sin embargo Spallanzani no se dejo convencer como muchos científico de su época, realizando los mismos experimentos de Needhad, pero sellada totalmente las botellas, las ponía a hervir, la dejaba reposar varios días y cuando hacia observaciones no encontraba organismos vivos. Esto lo llevo a concluir que los organismos encontrados por Needhad procedían del aire que penetraba a través del corcho.

5. Pasteur
En 1862, Louis Pasteur, medico francés, realizo una serie de experimentos encaminados a resolver el problema de la generación espontánea. Él pensaba que los causantes de la putrefacción de la materia orgánica eran los microorganismos que se encontraban en el aire. Para demostrar su hipótesis, diseño unos matraces cuello de cisne, en los cuales coloco líquidos nutritivos que después hirvió hasta esterilizarlos. Posteriormente, observo que en el cuello de los matraces quedaban detenidos los microorganismos del aire y aunque este entraba en contacto con la sustancia nutritiva, no había putrefacción de la misma. Para verificar sus observaciones, rompió el cuello de cisne de un matraz, y al entrar en contacto él liquido con el aire y los microorganismos que contenía él ultimo, se producía una descomposición de la sustancia nutritiva De esta manera quedo comprobada por él celebre científico la falsedad de la teoría de la generación espontánea

6. La Panspermia
Una propuesta mas para resolver el problema del origen de la vida la presento Svante Arrhenius, en 1908. su teoría se conoce con el nombre de panspermia. Según esta, la vida llego a la Tierra en forma de esporas y bacterias provenientes del espacio exterior que, a u vez, se desprendieron de un planeta en la que existían.
A esta teoría se le pueden oponer dos argumentos:

1.Se tiene conocimiento de que las condiciones del medio interestelar son poco favorables para la supervivencia de cualquier forma de vida. Además, se sabe que cuando un meteorito entra en la atmósfera, se produce una fricción que causa calor y combustión destruyendo cualquier espora o bacteria que viaje en ellos.
2.es que tampoco soluciona el problema del origen de la vida, pues no explica como se formo esta en el planeta hipotético del cual se habría desprendido la espora o bacteria

7. La Teoría De Oparin – Haldane
Con el transcurso de los años y habiendo sido rechazada la generación espontánea, fue propuesta la teoría del origen físico-químico de la vida, conocida de igual forma como teoría de Oparin – Haldane.
La teoría de Oparin- Haldane se basa en las condiciones físicas y químicas que existieron en la Tierra primitiva y que permitieron el desarrollo de la vida.
De acuerdo con esta teoría, en la Tierra primitiva existieron determinadas condiciones de temperatura, así como radiaciones del Sol que afectaron las sustancias que existían entonces en los mares primitivos. Dichas sustancias se combinaron dé tal manera que dieron origen a los seres vivos.
En 1924, el bioquímico Alexander I. Oparin publico "el origen de la vida", obra en que sugería que recién formada la Tierra y cuando todavía no había aparecido los primeros organismos, la atmósfera era muy diferente a la actual, según Oparin, eta atmósfera primitiva carecía de oxigeno libre, pero había sustancias como el hidrógeno, metano y amoniaco. Estos reaccionaron entre sí debido a la energía de la radiación solar, la actividad eléctrica de la atmósfera y a la de los volcanes, dando origen a los primeros seres vivos.
En 1928, John B.S.Haldane, biólogo ingles, propuso en forma independiente una explicación muy semejante a la de Oparin. Dichas teorías, influyeron notablemente sobre todos los científicos preocupados por el problema del origen de la vida.

8. Condiciones que permitieron la vida
Hace aproximadamente 5 000 millones de años se formo la Tierra, junto con el resto del sistema solar. Los materiales de polvo y gas cósmico que rodeaban al Sol fueron fusionándose y solidificándose para formar los todos los planetas.
Cuando la Tierra se condenso, su superficie estaba expuesta a los rayos solares, al choque de meteoritos y a la radiación de elementos como el torio y el uranio. Estos proceso provocaron que la temperatura fuera muy elevada.
La atmósfera primitiva contenía vapor de agua (H2O), metano (CH4), amoniaco (NH3), ácido cianhídrico (HCN) y otros compuestos, los cuales estaban sometidos al calor desprendido de los volcanes y a la radiación ultravioleta proveniente del sol. Otra característica de esta atmósfera es que carecía de oxigeno libre necesario para la respiración.
Como en ese tiempo tampoco existía la capa formada por ozono, que se encuentra en las partes superiores de la atmósfera y que sirven para filtrar el paso de las radiaciones ultravioletas del sol, estas podían llegar en forma directa a la superficie de la Tierra.
También había gran cantidad de rayos cósmicos provenientes del espacio exterior, así como actividad eléctrica y radiactiva, que eran grandes fuentes de energía. Con el enfriamiento paulatino de la Tierra, el vapor de agua se condeno y se precipito sobre el planeta en forma de lluvias torrenciales, que al acumularse dieron origen al océano primitivo, cuyas características definieran al actual.

9. ¿Cómo fueron los primeros organismos?
Los elementos que se encontraban en la atmósfera y los mares primitivos se combinaron para formar compuestos, como carbohidratos, las proteínas y los aminoácidos. Conforme se iban formando estas sustancias, se fueron acumulando en los mares, y al unirse constituyeron sistemas microscópicos esferoides delimitados por una membrana, que en su interior tenían agua y sustancias disueltas.
Estos tipos de sistemas pluricelulares, podemos estudiarlos a partir de modelos parecidos a los coacervaros (gotas microscópicas formadas por macromoléculas a partir de la mezcla de dos soluciones de estas, son un posible modelo precelular). Estos son mezclas de soluciones orgánicas complejas, semejantes a las proteínas y a los azúcares.
Oparin demostró que en el interior de un coacervado ocurren reacciones químicas que dan lugar a la formación de sistemas y que cada vez adquieren mayor complejidad. Las propiedades y características do los coacervados hacen suponer que los primeros sistemas precelulares se les parecían mucho.
Los sistemas precelulares similares a los coacervados sostienen un intercambio de materia y energía en el medio que los rodea. Este tipo de funciones también las realizan las células actuales a través de las membranas celulares.
Debido a que esos sistemas precelulares tenían intercambio con su medio, cada vez se iban haciendo más complejos, hasta la aparición de los seres vivos.
Esos sistemas o macromoléculas, a los que Oparin llamo PROTOBIONTES, estaban expuestos a las condiciones a veces adversas del medio, por lo que no todos permanecieron en la Tierra primitiva, pues las diferencias existentes entre cada sistema permitían que solo los más resistentes subsistieran, mientras aquellos que no lo lograban se disolvían en el mar primitivo, el cual ha sido también llamado SOPA PRIMITIVA.
Después, cuando los protobiontes evolucionaron, dieron lugar a lo que Oparin llamo EUBIONTES, que ya eran células y, por lo tanto, tenían vida. Según la teoría de Oparin – Haldane, así surgieron los primeros seres vivos.
Estos primeros seres vivos eran muy sencillos, pero muy desarrollados para su época, pues tenían capacidad para crecer al tomar sustancias del medio, y cuando llegaban a cierto tamaño se fragmentaban en otros más pequeños, a los que podemos llamar descendientes, estos conservaban muchas características de sus progenitores.
Estos descendientes iban, a su vez, creciendo y posteriormente también se fragmentaban; de esta manera inicio el largo proceso de evolución de las formas de vida en nuestro planeta. Cool Cool Cool
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
barujtie



Registrado: 15 Dic 2010
Mensajes: 25

MensajePublicado: Jue Dic 23, 2010 4:08 am    Asunto: Responder citando

Voy a escribir mucho menos que las veces anteriores; al grano como todos queremos y mis disculpas por las "vueltas":

Gabriel, también "todo el mundo sabe" qué significa Creacionismo, Generación Espontánea, etc; quiénes fueron Pasteur, Oparin, etc y cuáles fueron sus aportes a la ciencia.

No le veo sentido alguno a exponer esto en el foro cuando es de público conocimiento para cualquiera que haya cursado estudios superiores a los primarios en alguna institución medianamente seria. Todo material científico está a su vez al alcance de cualquier forista, que no necesita que venga alguien a pegarle texto de Wikipedia.

Por lo visto hasta ahora, nadie analizó alguna de las objeciones que expuse contra la Teoría de la Evolución, sino que trajiste más de lo mismo y seguís quejándote de tu falta de tiempo, cuando nadie te pidió que traigas pruebas de la ciencia. Fui yo el que propuse traer pruebas de la Torá.

Como en la ciencia y más aún en lo referente al origen de la vida, abundan teorías y no leyes, voy a cambiar la óptica. De ciencia se pueden copiar y pegar miles de cosas que son sabidas por todos, de Torá la mayoría sabe y repite los mismos prejuicios. Que el hombre necesita creer en algo, que como no puede explicar cree en Di-s... etc...

Mi intención original fue dejar en claro, en principio, que se prefiere generalmente "creer" que la ciencia brindará las respuestas que aún no encuentra en un relativo futuro; que se vive y se explica la realidad de acuerdo a teorías cuyas variables no se han demostrado que sean constantes. Gente que viaja en avión a pesar de los riesgos, fuma, no se cuida en sus relaciones aún sabiendo de las enfermedades, etc... Vivir y actuar sin una seguridad. Pero cuando se trata de Di-s y de acatar Sus Mandamientos, ahí quieren 100% de seguridad. La Torá da un 99% de pruebas. ¿Por qué no 100%? Porque existe algo fundamental en el ser humano, llamado libre albedrío. Si fuera efectivamente evidente la verdad de la Torá, no seríamos humanos con capacidad de elección, sino autómatas.

En este sentido, es obvio que las debilidades de la ciencia no pueden probar la existencia de Di-s, ni tampoco es el laboratorio un medio para hacerlo. Ya expuse que en las dimensiones finitas y físicas, el instrumento de medición de la realidad es el laboratorio, y todo aquello que no es tangible o mensurable por medio de experimentos no es tomado en serio. Y este es el caso, por ejemplo, de la Torá.

No obstante, ahora sí, quiero tocar ciertos puntos. Quien prefiera vivir sin analizar estas variables, aún cuando sean evidentes, está claro que es libre de hacerlo y no voy a discutir con él si no tiene ganas de pensar en eso. No represento a nadie, sólo busco la verdad como entiendo que lo hace cada uno de ustedes.

Si alguien no tiene tiempo de leer esto de un saque, puede hacerlo por partes, total, ¿qué apuro hay? Y una vez que lo hagan, en lo posible, que mediten si esto tiene algo que ver con supersticiones o dogmas. Responder que NADA de esto tiene valor ALGUNO, a la vista sería desviar la atención. Aquí, siete indicios sobre la veracidad de la Torá y la existencia de un Ser Superior. Reitero: la seguridad absoluta no existe, no somos autómatas, es natural que exista el margen para no creer, eso es el libre albedrío. El punto más interesante, a mi criterio, es el 6. Sin más vueltas:

1. El judaísmo no se basa en la fe. La fe es creencia sin pruebas; o un sistema de creencias religiosas. También, creencia con argumentos débiles; la palabra infundada de otro: tomar una historia con fe. El judaísmo se basa en el conocimiento. Un conocimiento no siempre demostrable desde el laboratorio (cuando excede sus métodos de medición) pero sí por medio de hechos o principios a través del estudio o la investigación. Veremos, sin agotar todas las pruebas, por qué.

2. Quien quiera esperar las respuestas futuras de la ciencia, que lo haga con gusto; yo vivo el presente, no el futuro. La Torá y los profetas se "arriesgaron" hace miles de años a decir que el Pueblo Judío jamás desaparecería (Génesis, cap. XVII, 7; Levítico, cap. XXVI, 44-45; Isaías, cap. LIV, 10, etc.)

Esto es hasta el día de hoy irrebatible, aún con montones de catástrofes encima. Mucho antes que aparezcan y desaparezcan los griegos, los persas, los babilonios o los romanos, la Torá ya había asegurado que los judíos prevalecerían. Los grandes imperios han caído, Am Israel sigue existiendo. ¿Quién se arriesgaría a vaticinar algo así hace más de 3300 años? ¿Qué otro pueblo aseguró que iba a seguir existiendo y esto se ha cumplido?

3. La profecía de la dispersión del pueblo judío es irrebatible. "Y a ustedes esparciré entre los pueblos..." (Levítico, cap. XXVI, 33); "Y os dispersará el Eterno entre los pueblos y allí quedaréis pocos en número, entre los pueblos a los que el Señor os conducirá..." (Deuteronomio, Cap. IV, 26-27), etc.

4. La profecía cumplida de la conversión forzada a la cristiandad e Islam:

"Y seréis desterrados de la tierra a la que vais a poseer. Y te dispersará el Señor por todos los pueblos, desde un confín de la tierra hasta el otro y servirás allí a otros dioses, de madera (en referencia a la cruz de Imaj Shemó) y piedra (en referencia a el Kabba, la gran roca de La Meca), que tú ni tus padres han conocido". (Deuteronomio, cap. XXVIII, 63-64).

5. Profecía de Desolación:

La tierra de Israel es una joya geopolítica, ubicada en la intersección de tres continentes: Europa, Asia y Africa. Durante la estadía del pueblo de Israel en su tierra, la misma floreció:

"Pues el Señor tu Di-s, te trae a una tierra buena, a una tierra de ríos, manantiales, y napas que surgen en el valle y en la montaña. A una tierra de trigo y cebada, y viñas e higueras y granadas...", etc. (Deuteronomio, Cap. VIII, 7-10).

Aún otros historiadores, como Flavio Josefo, testigo de primera magnitud, describen:

"Porque toda el área es excelente para el cultivo o el forraje, y es rica en árboles de toda especie..." (Flavio Josefo; Las guerras judías, Libro III, 3:2).

Sin embargo, en los dos mil años del exilio del Pueblo de Israel, numerosos imperios han conquistado su Tierra. Aún así, ningún conquistador tuvo éxito en aferrarse a ella o en hacer florecer el desierto.

"Y convertiré a Jerusalem en montones de ruinas para las serpientes, y las ciudades de Judea tornaré en desolación por carencia de habitantes" (Jeremías, cap IX, 10).

Rambán (Najmanides: 1194-1270), escribió muchos siglos antes de Hertzl, las aliot masivas y el disecado de pantanos:

"Eso que Di-s declara, "y Yo devastaré la tierra y se asombrarán por ellas vuestros enemigos..." (Levítico, cap. XXVI, 32-33, constituye una profecía favorable, al proclamar que Nuestra Tierra no aceptará a nuestros enemigos en ninguno de los exilios. Ésto es una gran prueba y una reafirmación para nosotros ya que en ninguna parte habitada del mundo podremos encontrar una tierra tan buena y amplia que haya estado siempre habitada y esté en ruinas, como lo está la nuestra hoy en día. Porque desde el tiempo en que la dejamos, no ha aceptado nación o pueblo alguno, y aunque intentaron asentarse en ella, no prosperaron.

Hace falta nada más ir a Israel o enterarse cómo cambiaron las cosas desde el 48 en adelante, cuando el Pueblo volvió a su tierra, y cómo se cumplió durante 2000 años lo que dijo la Torá y advirtieron los profetas. No sólo la Torá lo atestigua, sino viajeros como Mark Twain en "Los inocentes en el extranjero o el nuevo progreso del peregrino", de 1869 (Volumen II, págs. 216-359) (Harper and Brothers, 1922), Alfonso de Lamartine en "Recolecciones del Oriente" o Sir John William Dosson, entre muchos otros.

6. Información Reveladora que sólo el Autor podría haber conocido:

"Y habló el Eterno a Moisés y a Aharón diciéndoles: "Hablen con el Pueblo de Israel y díganle: De todos los animales sobre la tierra, éstos son los que podréis comer: todo animal que tengan pezuña partida y sean rumiantes podréis comer. De los animales rumiantes o de pezuña partida los siguientes no comeréis: el camello os será prohibido, ya que si bien es rumiante él, no posee pezuña partida..." (Levítico, cap. XI, 1-8 )

Fue enseñado en la academia de Rabi Ishmael: "...Y el camello, que es rumiante él". El Soberano del Universo sabe que el camello es el único rumiante del mundo que no tiene la pezuña hendida. Por esta causa el texto bíblico lo especificó "él". (Talmud, Julín 59a).

De acuerdo con "Scientific American", en la edición de enero de 1997, los zoólogos han identificado 4327 especies de mamíferos en el mundo. Ningún descubrimiento ha refutado la explicación del Talmud hace más de 2000 años.

"¿Era Moisés cazador o arquero [de forma tal que podía conocer todos los animales]? Esta es la contestación a los que niegan que la Torá es de Origen Divino". (Talmud, Julin 60b).

Otra prueba de que ningún humano podía estar, ni siquiera hoy en día, capacitado para afirmar sin riesgo de ser refutado en el futuro, es la siguiente:

"Esto podréis comer de entre las criaturas que habitan las aguas: todo aquello que posea aletas y escamas podréis comer. Pero aquellas que no posean aletas y escamas no comerán, pues no son aptas para vosotros" (Deuteronomio, cap XIV, 9-10).

"Toda criatura que posea escamas, posee también aletas. Pero hay algunas que tienen aletas, más no escamas.

"Si es así, por qué no está escrito "escamas", y así no habría la necesidad de mencionar las "aletas"? Rabí Abahu dijo (y esto también fue enseñado en la escuela de Rabí Ishmael): "Con la intención de engrandecer la Torá y hacerla gloriosa" (Talmud, Nidá 51b)

(el que no entendió esto último, se lo explico con todo gusto como me lo explicaron alguna vez).

7. Cálculos de la Torá:

Cada mes judío empieza con la luna nueva. Durante 3300 años, los judíos tienen éxito en la sincronización de los calendarios solar y lunar.

"Nuestros Sabios enseñaron: Una vez que los cielos estén cubiertos por nubes y la forma que tenía la Luna haya sido vista el 29 del mes, puede ser que la gente piense que es el comienzo del nuevo mes. Por esto Rabán Gamliel dijo: "la renovación del mes tiene lugar después de, al menos, 29 días y 12 horas, 2/3 de hora y 73 partes de hora".

De acuerdo a la tradición judía, cada hora se divide en 1080 partes.

¿Cómo se calcula el ciclo lunar?

793/1080 (partes de hora) = 0,734259 horas = 0,03059 días.

29.5 días + 0,03059= 29,53059 días < Mes Lunar según el Talmud, hace más de 2000 años y sin telescopios electrónicos, satélites ni computadoras.

Mes sinódico según la NASA y Carl Sagan: 29,530588 días.

Diferencia: 0,000002 días = 0,1728 segundos.

Todo esto, sin hablar de los códigos ocultos, que podemos dejar para otra ocasión. Con el mayor de mis respetos, saludos!


Última edición por barujtie el Jue Dic 23, 2010 4:16 am, editado 2 veces
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
vanesa 22



Registrado: 23 Ene 2008
Mensajes: 146

MensajePublicado: Lun Dic 27, 2010 1:47 pm    Asunto: Responder citando

Las pruebas que da barujtie me parecen muy interesantes e impactantes, aunque en realidad son 6 y no 7 porque la 1 no es una prueba, me parece que seria muy bueno y honesto que barujtie diga cuales son las respuestas que los ateos dan a estas pruebas, Y MENCIONE LOS LINKS PARA LEERLAS, quien mejor las debe conocer es barujtie porque para averiguar que valides tienen esas pruebas seguramente leyo a sus objetores.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
barujtie



Registrado: 15 Dic 2010
Mensajes: 25

MensajePublicado: Lun Dic 27, 2010 9:18 pm    Asunto: Responder citando

Hola Vanesa, cómo estás? Mirá, hasta mis 25 años (hoy tengo 27), viví como laico. Me decidí por el camino de la Torá tras una larga búsqueda espiritual e ideológica que incluyó pasos muy disímiles como la militancia política y el budismo. Estuve un año estudiando en Israel (2009) y ahí comprendí que el conocimiento de judaísmo que yo creía tener era en verdad casi nulo. Durante 7 años, hasta los 12, asistí a un "colegio judío" donde me "enseñaron" la Torá como un libro de cuentos. Yo pensaba que no había más nada que aprender al respecto. También milité en un movimiento sionista-socialista internacional donde ocupé el cargo de Rosh Jinuj (algo así como Secretario de Educación). Me pasó tal como explica Kirk Douglas en su biografía:

"...Crecí, fui a la Universidad pero mi judaísmo quedó atorado en el libro de texto de un niño de 14 años. Se me ha dicho que ninguna persona racional tomaría una decisión respecto de su negocio basado en lo que sabía cuando tenia 14 años. No decidirías con quien casarte basado en lo que sabías sobre el amor a los 14 años. Pero muchos de nosotros parecemos satisfechos al eliminar la religión basados en lo que estudiamos a los 14 años, y yo fui uno de esos tontos".

En resumen, a la par de mis estudios universitarios pasé a estudiar a fondo el budismo, el hinduismo, el Islam y el Nuevo Testamento. Y siempre encontré errores, muchísimos errores y contradicciones. Un día, mientras realizaba un trabajo audiovisual sobre la identidad, cayó en mis manos un libro de judaísmo para niños. El tema en el que estaba trabajando me motivó a leerlo.

No se por qué me dio curiosidad leerlo; estaba cansado del judaísmo. Sin embargo, descubrí más cosas ahí que en toda mi vida hasta entonces. Entendí que me habían enseñado MUY ERRÓNEAMENTE de qué se trataba; tanto mis morim, como mis padres, mis madrijim y mis amigos vivíamos algo que no era judaísmo, sino vivir entre judíos con reminiscencias del judaísmo. Entendí que no pasaba por un valor cultural, que no hay que cumplir preceptos porque "Di-s dice", que no se trataba de Tradición, ni de combatir la asimilación. Sencillamente otra cosa, nada que ver con eso.

Leí tres o cuatro libros más sobre Torá y me llené de preguntas. Comencé a buscar rabinos para bombardearlos con ellas. Ya había escuchado a un par porque tenía amigos que vivían en una Yeshivá (Centro de estudios avanzados de Torá) y me invitaban, pero nunca me convencían. Me presentaron un rabino que a la vez es biólogo, luego otro que es filósofo, etc.

Conversé durante meses con ellos. Todo el prejuicio que yo tenía acerca de los "rabinos cuadrados extremistas que sólo saben de Torá y desprecian lo demás", se me vino abajo. Ojo, los hay, pero así como no juzgo una empresa por dos o tres empleados inoperantes, ni un país por cien o mil habitantes, tampoco podía juzgar la Torá por algún rabino que hablaba y no me gustaba lo que decía.

Quise saber más aún. Mis respuestas eran respondidas poco a poco, sin titubeos. Me fui a Israel un año. Estudié en una Yeshivá. Compartí tiempo con dos hermanos cuyo padre había sido cura y luego pastor protestante. Fui a conocerlo: era un tipo súper preparado. Mis rabinos también, todos profesionales. Muchos de mis compañeros de estudio, también. Hoy se dedican a estudiar la Torá exclusivamente, a hacer caridad y viven felices con 2 mangos.

Yo no digo que esta experiencia sea prueba de algo. Lo fue precisamente el investigar y llegar a conclusiones inobjetables. Hasta el día de hoy, "lamento informarte" no haber encontrado contraprueba alguna a las evidencias que expuse en el mail anterior. Llevo 2 años estudiando Torá con intensidad y a medida que la aprendo, descubro más aún su perfección. A la par, también creció mucho mi interés por la ciencia.

Creo que la clave para cada uno está en investigar y no dar nada por sentado. Yo me metí a fondo a estudiar ciencia y en las principales religiones encontré agujeros por todos lados. Yo también opinaba con los mismos argumentos que leo a veces acá para "contradecir" la Torá y la existencia de Di-s, pero lo cierto es que era un ignorante en el tema.

Hoy en día entiendo que para refutar algo, primero hay que conocerlo a fondo, sino es puro prejuicio. Eso es lo que yo decidí hacer y estoy muy conforme. Los temas no se agotan con tanta simpleza, así que con gusto, si querés tratar un tema puntual, o si encontrás lo que creés que son objeciones a lo que expuse, todo bien, lo vemos. Con respeto se pueden lograr muchas cosas. Para mí es un gusto hablar de la vida. Saludos!
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
vanesa 22



Registrado: 23 Ene 2008
Mensajes: 146

MensajePublicado: Mar Dic 28, 2010 3:05 pm    Asunto: Responder citando

barujtie, me parece muy interesante lo que contas sobre tus estudios y tu vida, pero esas son experiencias muy personales y por lo tanto son referencias no útiles para otros, en todas las religiones sus creyentes estudiosos de ellas nos dicen dos cosas:
1. encontraron en sus estudios sobre su religión que es la verdadera y que las demás están llenas de contradicciones.
2. para saber la verdad uno mismo debe estudiar varios años esa religión.

Para alguien que busca saber la verdad ninguno de esos dos argumentos son validos, el primero porque si cada uno descubrió que las otras religiones son las equivocadas no pueden tener todos la razón, más bien nadie la tendría.
La segunda es imposible de implementarla, no es factible ni racional meterse a estudiar varios años cada religión para ver si se encuentra algo valido en alguna.

Por eso me pareció excelente tu propuesta en la cual ofrecías dar los principales argumentos que a vos te parecen que comprueban de que existe un dios (ningun religioso ofrece esto y luego lo respalda con argumentos serios) . Vos distes unos argumentos que parecen muy interesantes y atendibles, pero para quienes no somos expertos en el tema precisamos saber la seriedad de esos argumentos, la mejor forma de hacerlo, te repito, es que nos indiques en que links podemos leer a los estudiosos en el ateísmo, quienes seguramente luego de estudiar esos argumentos contestaron a ellos, luego cada uno de nosotros estaremos en condiciones de sacar nuestras conclusiones, vos decís que a vos no te parecieron validas las respuestas de los ateos, es honesto que nos permitas que nosotros saquemos nuestras propias conclusiones, si luego pensaremos como vos, entonces ese si será un punto de partida valido para pensar en la posibilidad de que puede valer la pena el dedicarle la vida a estudiar en profundidad la tora. Ninguna religión tiene derecho a pedir que uno cambie su vida para estudiarla en profundidad sin antes dar mínimas pruebas que demuestren que uno no se mete en un camino que no lleva a ninguna parte. Vos comenzaste a presentar esas pruebas, lo cual te agradezco y por eso te pido nos informes sobre esos links para completar la promesa que nos hiciste.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> ¿Qué es ser judío? Todas las horas son GMT + 4 Horas
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
Página 2 de 4

 
Cambiar a:  
Podés publicar nuevos temas en este foro
No podés responder a temas en este foro
No podés editar tus mensajes en este foro
No podés borrar tus mensajes en este foro
No podés votar en encuestas en este foro