La Voz Judía


La Voz Judía
Estamos orando: “¿De dónde vendrá nuestra ayuda?”
Esperamos y rezamos: “Nuestra ayuda vendrá de D-os”

Menahem Porush (Ex-miembro de la Kneset)

Todos los esfuerzos para obtener votos a favor de un referendo nacional sobre el Plan de Retirada han fallado cuando la Kneset rechazó el referendo con un voto de 72 contra 39 y 3 abstenciones, aquellos que están en contra de la retirada están muy desilusionados y tendrán que tomar otras medidas.
Pongamos las cosas en claro. Esta es la primera vez desde la Declaración de Balfour, y desde el establecimiento del estado que el gobierno tienen que tomar una decisión según la cual judíos que viven hace tres generaciones en sus hogares en Eretz Israel son forzados a abandonar sus casas.
“Lejo ulezarjo etein es ha-aretz hazos.” “Para ti y tus descendientes daré esta tierra.” Esta promesa sagrada hecha por D-os en la Torá es un documento que ningún poder en el mundo puede ignorar. Estamos tan profundamente involucrados en discusiones políticas que nos olvidamos el punto principal – que está por encima de la discusión política – que es el documento que representa nuestra Torá. Nunca antes - ni en la época de los turcos, de los británicos o desde el establecimiento del estado – nos vimos enfrentados a tal decreto que arrancará judíos de sus hogares en Tierra Santa. Por supuesto, ya fue muy malo evacuar Yamit en el momento del acuerdo con Egipto, pero Yamit no estaba dentro de la frontera de Eretz Israel.
Sería más comprensible si estuviéramos sentados en una mesa con los palestinos y diríamos que estamos dispuestos a devolver tierras a cambio de su compromiso de detener el terror, etc. Pero las cosas no son así. El gobierno de Sharon está dispuesto a devolver Gush Katif, donde viven 8.000 judíos, sin obtener ninguna promesa a cambio de parte de los árabes. Deberíamos considerar este tema con mucha seriedad. Además, devolver los asentamientos judíos en la Franja de Gaza y algunos de Samaria no es el final. Es sólo el comienzo. Sólo D-os sabe los planes que se están manteniendo en secreto.
Recordemos y no olvidemos. Los palestinos tienen un objetivo oficial que es arrojar a los judíos afuera de Tierra Santa.no reconocen nuestros derechos en el país.
Incluso después del terrible Holocausto, donde seis millones de judíos fueron asesinados y los refugiados judíos iban en botes de una costa a otra buscando refugio, no encontraban lugar donde poder desembarcar. Cómo podemos permanecer en silencio cuando el gobierno está comenzando a entregar partes de esta pequeña tierra, que tiene un territorio no mayor a los 27.000 kilómetros cuadrados. Cómo puede el mundo judío permanecer en silencio sin hacer nada para evitar este decreto que echará judíos de sus hogares en Tierra Santa. La situación es muy amarga.
No olvidemos el gran peligro que estamos enfrentando de lo que nuestros enemigos en Irán están preparando en nuestra contra.
No podemos estar en silencio respecto al hecho de que los palestinos están intentando usar todo su influencia – incluso con nuestros buenos amigos en Estados Unidos – para alentar el llamado Derecho de Retorno de una cantidad masiva de palestinos cuyas manos están bañadas en sangre, que quieren regresar al corazón y alma del pueblo judío en Tierra Santa. Incluso en nuestros días, cuando hay discusiones sobre el tema, está claro que los palestinos sienten que incluso la ciudad antigua de Jerusalém les pertenece. Toda la sangre y las lágrimas derramadas no hicieron que los árabes renunciaran al “Derecho de Retorno”, lo que significa traer hordas de asesinos palestinos a la frontera con Tel Aviv y dentro de la ciudad sagrada de Jerusalém.
Hasta ahora había esperanza que a través de un referendo, el plan de echar a los judíos de sus hogares sea cancelado. Ahora ya no. No sólo que el mismísimo ex general Ariel Sharon está detrás de este plan, sino que está llevando al gobierno israelí a cumplir la retirada, lo que significa arrancar miles de familias de sus hogares y de sus tierras.
Desde lo más profundo de nuestros corazones rotos, le pedimos a D-os: “¿Me-ayin yavo ezri?” “¿De dónde vendrá nuestra ayuda?” Esperamos y rezamos que con la ayuda de D-os: “Ezri me-im Hashem.” “Nuestra ayuda vendrá de D-os.”

 

Nro 366 Nisan del 5765 / Abril de 2005

Redacción y Administración: Lavalle 2168 Of. 37 ( C.P. 1051) de 15.30 a 18.00 Hs.
Tel.: 4953-7132 / Telefax.: 4961-0954

Tribuna Judía
Una voz que ahonda en las raices judías

Aparece quincenalmente
Director: Prof. Pedro E. Berim
Diseño y Diagramación: Luminaria Design

Propietario
Unión de Israel en la argentina (U.D.I.)

Registro Nacional de la Propiedad Intelectual #187.257