La Voz Judía


La Voz Judía
Informe investigativo
La amenaza verdadera detrás de Judíos por J

M. Lichtenstein

Cualquier ciudad con más de 65.000 judíos debe estar alerta: Judíos por J está en camino. Como parte de su campaña Contemplad vuestro D-os, la organización apunta a ciudades que tienen más de 65.000 judíos para realizar sus esfuerzos misioneros. Esto se agregará a sus actividades regulares en ciudades clave como Nueva York y Los Angeles, cuyas grandes poblaciones judías atraen a los misioneros.
Los seguidores de Judíos por J, que dicen que creer en el “salvador” cristiano es algo compatible con la identidad judía, y generalmente se los ve en las calles y en los negocios, repartiendo panfletos y otro tipo de literatura. Su presencia provoca disgusto y rabia de parte de los judíos comprometidos.
Lo que la mayoría de los judíos no sabe es que Judíos por J es sólo uno de 1.000 grupos mesiáticos, que cada uno de ellos cree firmemente en la compatibilidad entre la teología cristiana y la forma de vida judía, así como también en la necesidad de expandir sus creencias. La razón por la cual la mayoría de los judíos conocen sólo a Judíos por J es porque la organización tiene una de las mejores campañas de relaciones públicas, apuntando a lograr el reconocimiento de su nombre, cosa imprescindible para su existencia.
Judíos por J mantuvo estas campañas de relaciones publicas agresivas para poder sobrevivir. Cualquier organización necesita dinero para sobrevivir. Mucho dinero. Judíos por J, que compite con otras 1.000 organizaciones parecidas, ha creado un programa altamente efectivo para adquirir este dinero.
Judíos por J es una organización mesianica que predica casi exclusivamente sobre judíos carentes de educación, alienados de su herencia, que resultan presa fácil. Judíos por J y cientos de grupos similares tienen todos el mismo mensaje: Uno puede aceptar al salvador cristiano sin rechazar la propia identidad de judío. Estos grupos se hacen llamar Hebreos Cristianos, Judíos por J, o con el nombre inocuo de Judíos Mesianicos. Si su filosofía les parece contradictoria y decepcionante, lo es.
Pero para los miles de judíos asimilados sobre quienes estos grupos apuntan, esta filosofía deforme suena perfectamente válida y lógica. En un estudio de población realizado por el Concejo de Federaciones Judías en el año 1990, se demostró que sólo en norte América más de 600.000 judíos se identifican con algún tipo de cristianismo, un numero que seguramente ha crecido durante la última década. En los pasados 25 años, por lo menos 275.000 judíos se han convertido en todo el mundo por misioneros que disfrazan creencias cristianas como judías. Los judíos rusos asimilados, los judíos seculares en geriátricos, estudiantes que están lejos de sus casas, todos han demostrado ser presas fáciles, pero nadie está totalmente protegido.
Los grupos mesiaticos son solamente la punta de un témpano de hielo muy peligroso. Rabbi Michael Skobac es el director de la oficina de Judíos por el Judaísmo en Toronto, una organización internacional dedicada a luchar contra los grupos misioneros. “Lo que es muy importante de comprender es no concentrarse demasiado en campañas como ´Contemplad Vuestro D-os´.” “La gente asocia a la actividad misionera con esta campaña. Pero la verdad es que este tipo de actividad no es peligroso.”
Rabbi Skobac explica que los misioneros de la calle molestan a la mayoría de los judíos convertidos, y las organizaciones mesianicas lo saben muy bien. Un estudio realizado con 8.000 judíos convertidos al cristianismo, conducido por Judíos por J, descubrió que la gran mayoría no se habían convertido por el panfleto obtenido en la calle ni tampoco por un misionero que golpeó la puerta. Estas tácticas generalmente crean más sospechas y molestias que receptividad. En lugar de esto, el gran porcentaje de convertidos ha sido atraído al cristianismo a través de la sutil influencia de un amigo o vecino cristiano.
Judíos por J está bien al tanto de esto. Concentran la mayor parte de su energía en realizar presentaciones en iglesias evangélicas de todo el país. Hay por lo menos 70 millones de cristianos evangelistas en los Estados Unidos - cristianos profundamente religiosos que creen que la aceptación de su salvador es crucial para que regrese. Muchos de estos envangelistas son sensible a la tolerancia cultural y se sienten incómodos al imponer sus creencias sobre sus amigos judíos, especialmente tan pronto después del Holocausto. Muchos cristianos también suponen que la mayoría de los judíos tienen conocimientos de la Biblia y pueden refutar cualquier argumento a favor del cristianismo.
Judíos por J está intentando cambiar todo esto. Hacen presentaciones regulares en iglesias evangelistas (hay casi cincuenta programadas en Nueva York para los siguientes seis meses), explicando que no hay mayor bondad posible que acercar a sus vecinos los judíos “alienados” al “salvador” cristiano.
Los representantes de Judíos por J entrenan compatriotas cristianos para acercarse lentamente a los judíos, logrando así su conversión. La tecnología multimedia y los libros son empleados en las presentaciones en estas iglesias, teniendo en cuenta que estos judíos apenas conocen la Biblia y no serán capaces de refutar los argumentos cristianos.
De hecho, está por publicarse una película acerca del fundador del cristianismo, la cual según los líderes judíos incita al antisemitismo, cosa que pone muy contentos a los judíos mesianicos y a los cristianos. La controversia alrededor de la película se ha convertido en un tópico rompe hielos para los cristianos y sus amigos judíos. Esto, advierte Rabbi Skobac, es una amenaza mucho mayor que la violencia física que puede resultar del film.
Por supuesto, después de todo el aliento que un cristiano puede ofrecer a un amigo judío, hay un último argumento: La mayoría de los judíos se niegan a convertirse simplemente porque tienen un fuerte sentido de la identidad judía, algo que no quieren abandonar.
Una vez más, la filosofía mesiatica salva la situación. Si el Sr. Schwartz se siente incomodo dejando de festejar Rosh Hashana y Januca, está bien. Su amigo cristiano, el Sr. Smith sabe mucho sobre judíos que festejan Rosh Hashana y Januca y también creen en J. De hecho, el Sr. Smith puede darle contactos con este tipo de judíos ahora mismo. Y el Sr. Schwartz se encuentra a si mismo llamando a Judíos por J, que siempre están más dispuestos a “ayudar.”
Esto es algo reciente, dice Rabbi Bentzion Kravitz, jefe de Judíos por el Judaísmo de Los Angeles. “Los evangelistas no tenían qué decirles a los judíos hace veinte años. Lo que resulta siniestro no es que estos judíos mesiaticos se burlan del judaísmo, sino que tienen influencia sobre los evangelistas comunes.”
A diferencia de la percepción popular, esta campaña de los Judíos por J “no es una amenaza al mismo nivel que la amenaza evangelista,” dice Rabbi Skobac.
Entonces, ¿por qué se molestan con campañas más grandes y caras? Hay varios motivos posibles, explica Rabbi Skobac. Uno de los motivos es para que se reconozca su nombre, algo vital para la supervivencia de la organización. Judíos por J ha implementado una de las maniobras más escandalosas, que mientras enoja a muchos judíos, los dio a conocer. Además, la organización tiene que demostrar a sus seguidores cristianos, que son la fuentes de casi todos sus fondos, que están haciendo esfuerzos serios para convertir a los judíos. Y mientras la mayoría de los conversos no vienen de estos esfuerzos, no se debe desestimarlos porque no tienen éxito.
Aun así son los mismos cristianos la arma principal de los judíos mesiaticos. Son ellos quienes educan a los judíos sobre el cristianismo de una manera no amenazadora que ha probado su eficacia.
Ultimamente la gran arma de los evangelistas y los mesiaticos es la vulnerabilidad judía. Cuando le preguntan qué pueden hacer los judíos para protegerse, Rabbi Skobac se detiene y luego dice, “los judíos bien educados y comprometidos con vivir como judíos apasionados y verdaderos, son muchos más fuertes cuando se trata de resistir al mesianismo.”
Una de las tácticas principales que los judíos mesianicos utilizan, dice Rabbi Skobac, es decirle a los judíos alienados, que no sienten conexión alguna con su religión o su D-os, que pueden tener una relación personal con D-os y con el salvador cristiano si lo aceptan. Un judío que ya tiene una relación personal con D-os y vive como un judío real y apasionado no se interesa en esta versión cristiana de lo que ya tiene.
Judíos por el Judaísmo está luchando para hacer que esta resistencia se haga realidad. En preparación para la campaña Contemplad Vuestro D-os en San Diego este verano, crearon un programa agresivo similar a los que lanzaron en Toronto, Miami, Los Angeles y otros lugares. Rabbi Skobac y su gente han diseñado un libro llamado “Si ellos lo pueden hacer, ¿por qué no podemos nosotros?” El titulo resume la esencia de la campaña, que incluye educar la mayor cantidad posible de maestros y líderes judíos, así como también gente que visita escuelas judías y explica las falacias de la teología de los judíos mesiaticos y cómo defenderse contra ellos.
Judíos por el Judaísmo, una organización judía ortodoxa, incluso hizo presentaciones en escuelas judías reformistas y conservadoras, que se sienten también amenazadas por estas influencias cristianas. Artículos, publicidad, libros, programas de Shabat, presentaciones en escuelas y secundarias y programas anti panfletos en las calles, son todos parte de los esfuerzos anti misioneros de Judíos por el Judaísmo.
Finalmente, hay una sola defensa en contra de los intentos de los misioneros, que ha diezmado asombrosamente una gran cantidad de judíos: Educación seria anti misionera combinada con experiencias judías reales. La integración de conocimientos sólidos con la pasión de la convicción nacida de una experiencia verdadera es el arma más poderosa en contra de la ignorancia y al decepción.

 

Nro 342 - Adar del 5764 / Marzo de 2004

Redacción y Administración: Lavalle 2168 Of. 37 ( C.P. 1051) de 15.30 a 18.00 Hs.
Tel.: 4953-7132 / Telefax.: 4961-0954

Tribuna Judía
Una voz que ahonda en las raices judías

Aparece quincenalmente
Director: Prof. Pedro E. Berim
Diseño y Diagramación: Luminaria Design

Propietario
Unión de Israel en la argentina (U.D.I.)

Registro Nacional de la Propiedad Intelectual #187.257