Comunidades


Periódico Judío Independiente
julio-2-2003
CÓMO ALGUIEN SE VUELVE DEPENDIENTE A LA DROGA?

Lic. Javier Sielecki y Lic. Eduardo Urbaj

La Organización Mundial de la Salud define tres formas de consumo o etapas.

Uso: Lo habitual es que la persona que usa drogas espera ver un mejor rendimiento en su tarea, o disfrutar mas sus actividades recreativas o de placer. Usan estas sustancias de forma irregular y en ocasiones especiales.

Las personas que usan estas sustancias, suelen creer, que al tomar en pequeñas cantidades o no tan frecuentemente, pueden controlar la ingesta. Con esa seguridad es frecuente que comiencen a usarla mas seguido.

Además el llamado fenómeno de tolerancia hace que necesiten aumentar el consumo para lograr el mismo efecto.

Cuando se empiezan a usar estas sustancias en forma regular se pasa al abuso.

Abuso: Estamos en presencia de personas que han incorporado a su vida cotidiana el consumo de drogas o alcohol. Esto se traduce en síntomas visibles como deterioro en la actividad escolar o social, accidentes de tránsito, etc...


Dependencia:

*Es la IMPERIOSA NECESIDAD que una persona tiene por consumir bebidas con contenido alcohólico u otra clase de drogas (marihuana, cocaína, inhalantes, tranquilizantes, alucinógenos, etc.)

*Esta necesidad perdura a pesar del malestar sufrido al momento de consumir o después de hacerlo.

* La dependencia se caracteriza por ser tanto física como psíquica, y se manifiesta por la aparición de intensos trastornos, cuando se interrumpe la administración de la droga. El sujeto queda tan subordinado a su presencia, que ya no puede vivir sin ella, y se desespera si intuye una situación en donde podría faltarle.


Tolerancia y abstinencia

A medida que la droga se incorpora al organismo , se genera una situación (en algunos casos por factores neuroquímicos y en otros por una combinación entre los factores químicos y psicológicos) denominada tolerancia.

Las células se adaptan a funcionar en presencia de drogas, de manera que para que se reproduzca la sensación buscada , la dosis debe ser aumentada.

La abstinencia se caracteriza por la aparición de un estado grave, de un malestar muy intenso y una fuerte angustia —lindante en ocasiones con el pánico— acompañando a diversos síntomas, debido a falta de estímulo en ausencia de droga.

Cuando encontramos tolerancia y abstinencia, sabemos que estamos ante un adicto.

La palabra adicto en su acepción castellana indica un apego excesivo de alguien a algo.


Tomar conciencia del problema

Es muy frecuente que las personas que consumen drogas no tengan conciencia del problema que tienen .

Justamente, en muchas ocasiones, las drogas ayudan a armar un sistema de negación de los problemas , que transforman a quien las consume en alguien impenetrable, alguien que puede hablar mucho o poco, pero que no habla de lo que fundamentalmente le duele .

Lo primero que hay que entender para poder comunicarnos con adictos, es que estamos en presencia de personas que tienen un problema y que necesitan ayuda, comprensión y apoyo.


Necesidad de pertenencia a un grupo

En ocasiones es muy importante sentirse aceptado(a) en un grupo de amigos de la escuela o del barrio y por desgracia en algunos de esos grupos, se ha puesto de moda el consumir bebidas alcohólicas sin control alguno, o ingerir alguna droga ilegal o medicamento de los que requieren receta médica especial, pero que se consiguen de otras maneras. Para pertenecer a estos grupos, o para permanecer en ellos, hay que hacer lo que los demás hacen. Algunas personas tienen gran necesidad de pertenencia por lo que aceptan lo que les pidan, aún cuando saben que se están arriesgando a sufrir algunas consecuencias negativas.


La iniciación

Muchas personas se inician en el abuso del alcohol o de drogas por imitación, porque han visto que otros lo hacen y, aparentemente, no les ha pasado nada malo, al contrario, parece ser que son exitosos y esto último invita a seguir su ejemplo. Este fenómeno, el de la necesidad de imitar a alguien especial, es algo natural que se presenta en algunas etapas de la vida, sobre todo durante la pubertad y la adolescencia. El problema reside en el hecho de querer imitar a alguien que consume alcohol o medicamentos en exceso o algún tipo de droga ilegal.


Sistema defensivo

En muchas ocasiones la droga es un intento paradojal de construir un sistema de defensa contra el dolor.

La paradoja es que deja al sujeto mas indefenso aún, ya que no cambia nada de las condiciones de vida previa del mismo; y en la medida en que la droga obtenga cierta “eficacia”, la vida del sujeto girará en torno a la misma y se le hará imprescindible.


La inhibición
Nos encontramos en la mayoría de los jóvenes adictos con un problema de inhibición en la realización de determinadas acciones, que serían necesarias para solucionar ciertos problemas vitales de su edad. Estas acciones quedan suspendidas.

El sujeto puede tomar drogas para salir del estancamiento, con la ilusión de haber encontrado un soporte que lo apuntale, en una situación en la cual se siente frágil e impotente. Entonces, puede parecer muy osado, y muy activo, pero paradójicamente son acciones que a la larga, lo dejan inactivo. Es que, si al principio, se tomaba para superar la inhibición ,y alcanzar una meta(acercarme a una chica, mejorar mi humor etc...) la adicción va a desplazar totalmente el objetivo: la meta es el tomar en si mismo.

No se toma porque tengo interés en otra cosa: es que no tengo otros intereses que el tomar (alcohol o drogas) mismo. Eso deja a una persona en un estado de desinterés , y aburrimiento, que lo lleva a reiniciar el circulo vicioso, volviendo a consumir.

23 de Julio de 2003 - 23 de Tamuz de 5763

Comunidades
Periódico Judío Independiente

www.comunidades.delacole.com
E-mail: comunidades@delacole.com

Editores y Directores
Dr. Alberto J. Rotenberg - Prof. Natalio Steiner

Domicilio Postal
Casilla de correo Nro. 49 - (1872) Sarandí - Prov. de Bs. As.

Teléfonos
4864-8738 (por la tarde)

Representantes en el Interior
Villa Angela (Chaco): Jacobo Garber - Moisés Ville (Santa Fe): Pedro Balhorn. Tel.: (03409) 42-0189.
Rosario: Saúl Bloj. Tel.: (0341) 433-1254. - Concordia: Batia Enguelberg. Tel.: (0345) 421-9822

Difundimos gratuitamente todas las actividades comunitarias.
Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los artículos de este periódico sin mencionar su origen.
La notas firmadas no representan necesariamente el modo de pensar de los Directores.

Registro Propiedad Intelectual
Nro. 206.708