Comunidades


Periódico Judío Independiente
Pésaj: familia y nación
Por Por Rav Ari Kahn (X)
Pésaj conmemora la liberación de los hebreos de Egipto. Como resultado de su libertad, ocurrió algo monumental: nació una nueva nación, el pueblo judío comenzó a existir.
La llegada de los hijos de Yaakov a Egipto ocurrió debido a que la familia era disfuncional: diez de sus hermanos vendieron a Iosef, quien pasó a ser esclavo. Los hermanos no tenían idea de que la travesía personal de Iosef allanaría el camino para su propio viaje a Egipto, en donde sus familias terminarían esclavizadas.
La opresión tiene la capacidad de despojar a la persona de su identidad; aparentemente esto también es cierto respecto a la identidad nacional. Sin embargo, en contra de todos los pronósticos, esta familia/tribu creció, a pesar de que aún no tenían ninguna de las características reales de un pueblo. Si la lógica de la historia fuera el único factor en juego, nunca hubiésemos vuelto a oír sobre esta familia, una de las innumerables familias que llegaron a Egipto buscando sustento en una época de hambruna. Sin embargo, en lugar de incorporarse a la sociedad egipcia, la tribu se transformó en algo diferente. Y luego, en una noche mágica y gloriosa, los Hijos de Israel se convirtieron en una nación.
Las vicisitudes de la historia judía, los altibajos de nuestra historia nacional, crearon diferentes tipos de vivencias de Pésaj. En algunas ocasiones celebramos nuestra independencia, y en otras lo único que pudimos hacer fue contar anécdotas y anhelar nuestra libertad. Cuando los judíos pudieron respetar Pésaj en nuestra tierra patria, la celebración fue más como un ‘día de la independencia’ espiritual-social-político, repleto de simbolismo religioso y definido por una gran cantidad de rituales.
Durante miles de años y en todos los rincones de la tierra, se ha celebrado la festividad de Pésaj en la diáspora, donde ha servido como un recordatorio de nuestro pasado y una expresión de esperanza en el futuro. Pésaj en el gueto de Varsovia no fue lo mismo que Pésaj en Jerusalem, la capital del estado-nación judío.
Pero hay un elemento que parecería unificar esas diferentes celebraciones de Pésaj: la esencia de Pésaj es siempre la familia, la tribu y la nación, en ese orden. La familia es el núcleo de cualquier tribu naciente; las familias son los cimientos de una nación, aunque uno de los riesgos de la nacionalidad es la pérdida del individuo en las consideraciones globales. La celebración de Pésaj combate este peligro construyendo la experiencia religiosa, por así decirlo, desde abajo hacia arriba: la identificación tribal —comenzando con el núcleo familiar y esparciéndose para incluir a la familia extendida— es parte esencial de la observancia de Pésaj.
Extrañamente, la primera etapa de la historia de Pésaj —el punto de origen de nuestra unión como pueblo— no se menciona en esta noche. La historia de los hijos de Yaakov muestra una familia disfuncional; la experiencia de Pésaj está diseñada para corregir exactamente eso. El mensaje, transmitido sutilmente a través de la estructura del Séder, es simplemente que la fortaleza de nuestra nación está determinada por la fortaleza de sus partes, siendo la familia el punto de partida. Sólo como familia podemos internalizar e integrar las ideas de esclavitud y liberación.
Aceptar la responsabilidad moral creada por nuestra memoria colectiva de opresión y disimilitud da cuenta de las bases fundamentales de nuestra personalidad nacional. La responsabilidad que asumimos nos hace quienes somos: no un mero grupo basado en experiencias comunes —por más formativas que fueran— sino en un grupo que comparte un sueño de salvación, para cada uno y todos nosotros, de a una familia por vez.
Esta visión común de pasado y futuro (junto a comida muy sabrosa) ha convertido al Séder de Pésaj en el programa educativo vigente más antiguo de la historia mundial. La experiencia del Séder une a los judíos horizontal y verticalmente, a través de la franja generacional y de las líneas tribales, creando el glorioso mosaico que es una familia, una familia unida, una nación inspirada.
Fuente : Aish Latino


Número 617
Página Principal
Nros. Anteriores
Imprimir Nota




Comunidades
Periódico Judío Independiente

www.comunidades.delacole.com
E-mail: periodicocomunidades@gmail.com

Editores y Directores
Dr. Alberto J. Rotenberg - Prof. Natalio Steiner

Domicilio Postal
Casilla de correo Nro. 49 - (1872) Sarandí - Prov. de Bs. As

Teléfonos
4864-8738 (por la tarde)

Representantes en el Interior
Villa Angela (Chaco): Jacobo Garber - Moisés Ville (Santa Fe): Pedro Balhorn. Tel.: (03409) 42-0189.
Rosario: Saúl Bloj. Tel.: (0341) 433-1254. - Concordia: Batia Enguelberg. Tel.: (0345) 421-9822

Difundimos gratuitamente todas las actividades comunitarias.
Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los artículos de este periódico sin mencionar su origen.
La notas firmadas no representan necesariamente el modo de pensar de los Directores.

Registro Propiedad Intelectual
Nro. 206.708