Comunidades


Periódico Judío Independiente
Alberto Nisman, el fiscal argentino que desafía a Irán
“VAMOS A LOGRAR CONOCER GRAN PARTE DE LA VERDAD”

Lisandro Stilman

A poco tiempo de la aprobación de las circulares rojas, uno de los avances más importantes en la causa AMIA, el Fiscal General Alberto Nisman charló a fondo con Comunidades y adelantó que pronto habrá más novedades: “Estamos ahondando en la conexión regional en la Triple Frontera y la parte local”.



Por Lisandro Stilman, especial para Comunidades



A partir de la creación de la Unidad Fiscal AMIA, con Alberto Nisman a la cabeza, la investigación del atentado contra la AMIA- DAIA, parecer haber tomado un rumbo diferente.



El pasado 8-11 la Asamblea General de INTERPOL en Marruecos, aprobó por 78 votos a favor, 14 en contra y 28 abstenciones el pedido de la justicia argentina de colocar en sus circulares rojas a los acusados iraníes Alí Fallahijan, Mohsen Rezai, Mohsen Rabbani, Ahmad Reza Ashgari, Ahmad Vahidi y al libanés Imad Fayez Moughnieh.



- ¿Qué repercusiones hubo luego que INTERPOL aprobase las circulares rojas?

Fueron muy positivas ya que fue un proceso largo que se inició luego de pedirle al juez Canicoba Corral las capturas, que salieron en noviembre 2006 y luego solicitamos las circulares rojas. Irán se opuso, y a partir de enero 07 se realizaron dos reuniones en Lyon: la primera ante el Secretario General y el Departamento de Asuntos Legales de INTERPOL, donde cada uno expuso los motivos, nosotros a favor de las circulares rojas, indicando que había una nueva investigación, totalmente diferente a la anterior, y ellos haciendo hincapié que en 2005 habían quedado sin efecto las ordenes rojas y que era más de lo mismo. En marzo, el Comité Ejecutivo, que con la investigación de Galeano había votado 13 a 0 en contra de Argentina, ahora nos ha dado la razón por unanimidad. Irán apeló esa medida, con lo cual se tuvo que tratar nuevamente en la Asamblea General de la INTERPOL donde votaron todos los países y obtuvimos un resultado ampliamente favorable. Se logró reinstalar la confianza internacional en el tema, porque había que estar afuera para darse cuenta hasta que punto había caído la credibilidad en la causa AMIA, era prácticamente nula, entonces fue muy importante lo que se hizo, ya que INTERPOL mismo diferencia lo que es AMIA 1, una investigación irregular, llevada a cabo por un juez que ha sido destituido, y AMIA 2, una investigación independiente, seria, realizada sobre bases de pruebas nuevas que merece en principio nuestro apoyo y nuestro crédito, y así es como fue adoptado.



- ¿Cuándo tomaron en manos la causa AMIA pensaron que se iba a poder llegar a este momento?

Desde que pedimos las capturas siempre tuvimos esa esperanza. Sabíamos que iba a ser difícil. Revertir eso no fue fácil. Hubo que mostrar todo lo que se hizo, las diferencias con la otra investigación, y haberlo logrado nos da una gran satisfacción, por lo menos en este punto. Hay que seguir trabajando porque esto no ha culminado acá, quedan varios puntos que restan esclarecer, y estamos encaminados hacia ese objetivo.



- ¿Cómo fueron los acercamientos de la comunidad judía y del gobierno nacional luego de la votación a favor en la INTERPOL?

No ha habido acercamientos luego de la votación, lo que si hubo fue mucho apoyo y colaboración en estos dos largos años de investigación. En el caso de las instituciones, siguen actuando como querellantes, han ofrecido pruebas, se han interesado, han apoyado lo que consideraban que estaba bien y criticado lo que estaba mal. Por parte del gobierno hemos tenido el más absoluto apoyo en todo momento, nos ha facilitado la totalidad de medios técnicos y humanos necesarios. Además, se ha visto claramente el mensaje del Presidente ante ONU donde ha pedido toda colaboración para esclarecer este caso.



- ¿Cuáles fueron las pruebas que sostuvieron la acusación?

Primero tratamos de mostrar en INTERPOL que esto era una investigación distinta: que la evidencia en la cual nosotros basábamos nuestro dictamen era diferente a la de Galeano, que no abrevaba las mismas pruebas, prácticamente nuevas en su totalidad. Mencionamos y detallamos la cantidad de testimonios de esta reunión del 14 -08-93, donde se decidió cometer el atentado. Los dos que asistieron a esa reunión eran Mohsen Rabbani y el tercer secretario de la Embajada iraní en Bs.As., Ahmad Reza Ashgari. Los distintos testimonios de miembros del gobierno iraní que luego desertaron son absolutamente esclarecedores, en distintos tiempos y coincidiendo entre ellos dieron una única versión de cómo había ocurrido este hecho. La versión del cofundador de los servicios de inteligencia iraní del régimen de Khomeini, que tenía a su cargo coordinar la realización de todos los atentados terroristas en Europa, es decir que no habla por lo que vio o le dijeron, sino por lo que hizo. Realizamos un estudio comparativo que fue muy contundente sobre los distintos atentados terroristas adjudicados a Irán para la misma época que el de la AMIA, adjudicados no por los servicios de inteligencia, sino por la justicia de cada país. Utilizamos el caso Mykonos de Alemania, el asesinato del disidente iraní en Suiza Kazem Radjavi y otro en Francia. En todos ellos vimos una unidad común que era la toma de decisiones, todo se decidía en el Comité de Asuntos Especiales que lo integraban siempre las mismas personas. Quiere decir que cuando llegamos a la responsabilidad del tema AMIA, no hubiera alcanzado que las pruebas nos dijeran que fueron los iraníes, también teníamos que probar que la toma de decisiones, por haber sido bajo el mismo régimen, debía ser muy similar que en los otros casos, y así fue como ha ocurrido.





- ¿Recibió muchas presiones por parte del gobierno iraní?

Lo que ha sido público y hasta reconocido por el gobierno de Irán, sucedió en enero en la primera reunión en INTERPOL en la cual fuimos amenazados si seguíamos con la actitud de pedir las capturas. Ha habido muchos rumores de los cuales no puedo hablar porque no me constan, lo que si puedo decir es el lobby permanente iraní con todas las comitivas. Sin embargo, todo esto no ha afectado en lo más mínimo nuestro trabajo.



¿Por qué Irán no quería llegar a Interpol ?

La circular roja es casi una cuestión administrativa que se inscribe automáticamente, en el caso AMIA, por todo lo que pasó, requería un debate más de fondo porque la aprobación tenía que llegar demostrando que lo que hacíamos era muy distinto a lo realizado por Galeano. Entonces esto se generó por una necesidad de INTERPOL. Nosotros entendíamos en un principio que no era necesario, pero nos dimos cuenta que era indispensable y concurrimos, expusimos y debatimos con los iraníes de la forma que lo hicimos, porque era la única manera de obtener los resultados. De otra forma, las circulares rojas no se hubieran inscripto nunca. Evidentemente los hechos terminan dándonos la razón que fue acertada: discutir el tema y pelearlo, sino no hubiéramos tenido éxito.



- ¿Porqué Irán, diciendo que es inocente, no quiere colaborar con la justicia argentina e intenta entorpecer la causa?

Esa es la gran pregunta que siempre nos hacemos. Si ellos alegan tanta inocencia de sus funcionarios, que mejor que someterlos a la justicia para que se demuestre. Aunque lo fueran, que obviamente no creo, mientras más tiempo insistan en no presentarlos, la sospecha cada vez se acrecienta más. Ellos dicen que no confían en la justicia argentina, y en este caso ha dado muestras de transparencia porque cuando un juez actuó incorrectamente y cometió un delito, fue la propia justicia argentina que lo denunció, apartó a Galeano del conocimiento de la causa, lo destituyó y actualmente está procesado y siendo sometido a juicio oral. Entonces, la mejor forma que tienen de colaborar, ya que tanto hablan de eso, es presentarlos y demostrar la inocencia en los tribunales, no tratando de convertir esto en una cuestión política como permanentemente declaran.



- Irán intenta enmarcar la causa dentro de otras presiones como el plan nuclear, ¿ustedes intentan desligar la causa de los otros problemas?

Absolutamente. En esta causa siempre se han antepuesto los intereses antes que las pruebas. Siempre han dicho: esto beneficia a tal país, entonces yo estoy a favor o en contra. En realidad lo que hay que analizar es la prueba, yo no puedo hacerme cargo de estas cuestiones, sino tendría que cerrar la fiscalía con llave y decir: “No investiguemos”. Nosotros siempre vamos donde nos mandan las pruebas. En cuanto a que esté influenciado por esos dos gobiernos (Israel y Estados Unidos) y digan que la causa se basa en los informes de inteligencia de esos gobiernos, tengo que decir que basta ver el dictamen para darse cuenta que es una burda mentira, ya que no hay una sola mención de un informe de inteligencia de aquellos países. Nosotros nos basamos en pruebas y entre ellas algunos informes de inteligencia, que solamente utilizamos en la medida que estos puedan ser judicializados. Hemos tratado de desligar la causa de todos estos aspectos que se prestan a malos entendidos principalmente para el que quiere pensar mal.



- Con Irán poniendo palos en la rueda ¿Ve posible que se pueda interrogar a quienes hoy están en la lista roja?

Más allá que me gustaría que así fuera porque no sería más que cumplir con un mandato de hacer justicia y una orden judicial, en estas circunstancias, no lo veo muy probable porque Irán ha reconocido que tiene prohibido extraditar a ciudadanos de su país y ha dicho públicamente que los iraníes que tienen pedido de captura están allí y tienen orden del gobierno de no salir del país. Lo que se empezó a escuchar en los pasillos de INTERPOL, luego de la contundente votación, es que debería haber algún tipo de exigencia o presión, para que entregue a sus ciudadanos para que sean juzgados. Que cumpla con la ley, con una resolución que se ha tomado en un fuero internacional. En la medida que todos los países que luchan y están en contra del terrorismo se encolumnen en entrar a esta posición, se podría lograr algo.



- ¿Cómo continúa hoy en día la investigación local?

Estamos cerca de terminar un importantísimo cruce de llamadas telefónicas, alrededor de 300 millones, hechas antes del atentado a la AMIA, desde el año 91, hacia el exterior y del exterior hacia Argentina. Cruce de información y otras medidas que estamos a punto de finalizar. Por lo que creemos que va a terminar de cerrarse la conexión internacional y ahora estamos ahondando en la conexión regional de la Triple Frontera y la parte local. Es difícil después de 13 años, porque si yo tengo un teléfono a donde se pudo haber hecho un llamado si hubiese ocurrido esta semana automáticamente pido en que domicilio está colocado y quien usó el teléfono y lo tengo en 2 minutos. Ahora tenemos que ver hace 13 años, que las empresas de teléfono informen quien vivía o era el titular de esa línea y lleva mucho tiempo. No es fácil, pero no por eso somos menos optimistas, queremos llegar a un resultado provisorio, depende de las pruebas, que en parte no las tenemos culminadas, pero ahora digamos que el mayor foco está puesto en la parte regional y en la conexión local.



- ¿Cree que en algún momento se va a poder conocer la verdad de lo que pasó y sentenciar a los culpables?

No tengo dudas que vamos a lograr conocer gran parte de la verdad. Obviamente haremos hasta lo imposible para que los culpables sean sentenciados, pero hay cuestiones que se nos escapan, como que una persona no sea extraditada. Por nuestra parte vamos a poner todo el esfuerzo, tratando que sean detenidas. Pese al paso del tiempo, no perdemos las esperanzas y nuestro objetivo es ir por lo máximo, por el esclarecimiento total y que todas las personas sean condenadas. Este equipo está abocado a eso desde el primer día que nos hicimos cargo de la investigación.

Número 429

Comunidades
Periódico Judío Independiente

www.comunidades.delacole.com
E-mail: comunidades@delacole.com

Editores y Directores
Dr. Alberto J. Rotenberg - Prof. Natalio Steiner

Domicilio Postal
Casilla de correo Nro. 49 - (1872) Sarandí - Prov. de Bs. As.

Teléfonos
4864-8738 (por la tarde)

Representantes en el Interior
Villa Angela (Chaco): Jacobo Garber - Moisés Ville (Santa Fe): Pedro Balhorn. Tel.: (03409) 42-0189.
Rosario: Saúl Bloj. Tel.: (0341) 433-1254. - Concordia: Batia Enguelberg. Tel.: (0345) 421-9822

Difundimos gratuitamente todas las actividades comunitarias.
Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los artículos de este periódico sin mencionar su origen.
La notas firmadas no representan necesariamente el modo de pensar de los Directores.

Registro Propiedad Intelectual
Nro. 206.708